VIII

21 3 12

1/5 Dedicado a mi bella hermana que cumple añitos U3U te quiero flaca :3

No sabía dónde estaba, si aquella cabaña no era tan grande ¿Cómo es que había perdido de vista a Zayn y a Nick? Además ¿Por qué ellos me habían dejado solo? ¿Ahora que haría? Las personas que estaban en esa sección del lugar me observaban fijamente, supongo que por ser un total desconocido para ellos, aun así sentía un miedo terrible.

Saqué mi móvil, intentando distraerme y con la esperanza de que ellos perdieran interés en mí; cuando sentí un toque en uno de mis hombros, lo que me hizo sobresaltarme ligeramente.

—¿Qué haces aquí?

Era Zayn, mirándome con el ceño fruncido. Lo observé sin poder ocultar totalmente el alivio que sentía al ver una cara conocida después de tanto tiempo.

—Yo... Pues —carraspeé un par de veces — estaba aquí, ya sabes...

Arqueó una ceja y yo hice una mueca.

—Vámonos. —caminó con las manos resguardadas en los bolsillos de su chaqueta y aunque mi orgullo me decía que me negara, no lo hice, realmente no me sentía a gusto en ese lugar.

Salimos del lugar en silencio y caminamos unos cuantos metros fuera, lo suficiente como para mantener una conversación sin problema alguno.

—¿Esas personas te hicieron algo?—negué con la cabeza, él suspiró con alivio.

— ¿Por qué? ¿Quiénes eran esas personas? — pregunté y me abracé a mí mismo protegiéndome del fuerte viento que corría esa noche.

— Ellos son conocidos por...— hizo una pausa, lo miré expectante— ya sabes, abusar de los chicos nuevos...— desvió la mirada hacia un lado, con cautela.

— ¿Abusar?— inquirí confundido.— ¿A qué te refieres con "abusar"?

— Abusar...— cerró los ojos y masajeó el puente de su nariz— abusar de abusar.

Abrí la boca horrorizado.

¿Abusar? ¿Me iban a... ¡Dios!

Hubiera soltado alguna exclamación de no ser por la estruendosa carcajada de Zayn, interrumpiéndome, se estaba burlando de mí, que irónico.

— ¡Debiste ver tu cara!— se dobló, sin dejar de reír— Eres tan...

¿Estúpido? ¿Idiota? ¿Tonto? ¿Masoquista por adorar tanto el sonido de tu risa?

Lo ignoré y caminé más rápido, sintiendo de golpe el gélido viento contra mi rostro, sin embargo, el ardor de mis mejillas era aun más intenso; él llegó a mi lado en cuestión de segundos, recuperándose ya de su ataque de risa.

— Lo siento, lo siento.— hizo un puchero— Eres tan inocente, Niall.— agregó y lo miré con desgano— Ya, lo siento, no volveré a bromear así.

— Las bromas son para reír, Zayn.— dije, a pesar de ser innecesario.

—Ya dije que lo siento. —arrugó la nariz, gesto que me pareció terriblemente adorable.

No respondí y seguí caminando.

—¿En serio estás enojado? —buscaba mi pijama mientras Zayn me observaba con una sonrisa ladeada, desde su cama.

—No estoy enojado. —respondí con tranquilidad.

—Entonces, ¿Por qué no me hablas?

—No es como si habláramos mucho, Zayn —rodé los ojos.

Él se puso de pie de un salto.

—¡Por eso!—exclamó como si fuera obvio— Deberíamos hablar más, conocernos y eso, después de todo vivimos juntos...—se encogió de hombros.

Tomé mis cosas con la intención de ir hacia el baño cuando él volvió a hablar.

—¿Te gusta el chocolate?— su pregunta totalmente fuera de contexto me sorprendió.

Asentí levemente con la cabeza.

Él sonrió y rebuscó desesperadamente entre los cajones de su velador; yo solo observaba sus acciones, percatándome que lo había visto sonreír más veces durante el pequeño tiempo que llevo aquí que durante los dos años que me pasé espiándolo en la escuela.

Sin decir palabra alguna pero sin perder la sonrisa me tendió una barra de chocolate, la acepté mientras él abría una idéntica y le daba una mordida.

Entonces vi la envoltura y sentí de nuevo esa punzada en el pecho, recordando la vez en que le adjunté uno igual en una de mis cartas porque pensaba que estaba enojado, el chocolate había terminado en manos de Liam aquella vez, pasando por uno de sus amigos y Harry.

Louis.

Louis era el chico de esa vez, el chico que le dio el chocolate a Harry, él también estaba aquí...

—Dijiste que te gustaba...— murmuró Zayn, sacándome del trance.

Supe que se refería al chocolate y me forcé a sonreír. —Gracias, lo comeré luego. —lo dejé sobre mi escritorio y me adentré en el cuarto de baño.

Era como si mi pasado me persiguiera y, por más que quisiera superarlo, no podría hacerlo.

Todos estaban aquí ¿Que faltaba? ¿Que Shawn también se apareciera? ¿Y luego qué? ¿Que se besaran en mi presencia solo para recordarme lo patético que soy?

Bufé tomando mi cabeza con ambas manos y sentándome sobre el inodoro, sin saber exactamente cuanto tiempo permanecí en esa situación.

—¡Niall! —la voz de Zayn venía acompañada del golpeteo de sus nudillos en la puerta. —¡Necesito utilizar el baño!

Me cambié lo más rápido que pude y salí, musitando una disculpa cuando Zayn entró quejándose.

Tomé el chocolate de mi escritorio y me senté sobre mi cama, suspirando un par de veces mientras lo giraba con mis dedos, leyendo una y otra vez las coloridas letras de la envoltura.

Por un segundo una idea realmente estúpida se cruzó por mi mente, ¿Y si Zayn recordaba aquella carta? ¿Si para él no había sido tan insignificante como yo creía? Pero, francamente aquello sería cruel, teniendo en cuenta que nunca contestó mis cartas a excepción de aquella vez y que no comió el chocolate...

Cubrí mi rostro con una almohada ¡Era tan frustrante y confuso!

Quité la almohada y abrí el envoltorio para probar el dulce, sonreí cerrando los ojos cuando el pequeño pedazo se deshizo en mi boca ¿Hace cuanto no comía algo tan dulce?

Seguí comiendo, sintiéndome mucho más tranquilo cuando recordé los mensajes en mi móvil.

Desbloqueé la pantalla y abrí la aplicación.

-¿Por qué no me respondes? 😢

-Maleducado. 😡😡

Era aquel número desconocido.

-¿Quién eres?

La respuesta llegó casi instante.

-Hola, Niall. 😳

-¿Te conozco?

-Buenas noches, que tengas dulces sueños. ✨

Y se desconectó.


Genial, ahora tenía una especie de "acosador".



-Yxxnmxnsgxrl-

Quedate~~~ZiallRead this story for FREE!