Capítulo 17.2-El viaje a Francia

5.8K 964 39

¡Mis reinas!Veo que Karen es amada/odiada con intensidad....jejeje leo todos los comentarios aunque no haya respondido aún... un beso a todas! El grupo de facebook ya está creado, tenéis el link en el muro de mi perfil.

-¡Es ahí! ¡Es ese el taller de costura de mi hermana!- anunció Karen al ver un pequeño escaparate con un gran cartel que anunciaba " Mode et couture parisienne"  y tras haber dado la dirección exacta a la que quería llegar al cochero. 

-Espere señora a que el carruaje se detenga, ¡señora!- las advertencias de la doncella fueron en vano porqué Lady Karen Cavendish saltó del vehículo en movimiento aunque este había aminorado la velocidad. La joven no podía contener sus ansias de reencontrarse con su medio hermana y más habiendo compartido poco más que un disparo en la pierna después de saber sobre su parentesco. 

La inglesa abrió la puerta por sí misma y se adentró en el lugar repleto de telas y trajes novedosos para ella, el tintineo de una campana que colgaba del techo y que chocaba con la madera de la puerta cada vez que alguien entraba alertó a una joven de pelo castaño a salir para atenderla, la cual no pudo ocultar su estupefacción al verla.

-Bonsoir -saludó la joven con el mejor acento francés que había podido aprender su institutriz, la señorita Worth -estoy buscando a Alice Smith.

-¡Karen!- salió de pronto tras una puertecita una bella joven de pelo dorado tirando al suelo un pedazo de tela que estaba cosiendo y abrazando a la joven pelinegra que la miró con asombro y emoción -¡oh Karen!¡ Pensé que jamás te volvería a ver!Me reconfortaron tanto tus cartas... y las del resto por supuesto...pero no sé porqué siempre he sentido una conexión especial contigo. 

-¡Alice!He soñado cada día con venir aquí y verte...¿la pierna bien? Quería pedirte perdón en persona...

-No te preocupes por favor, la herida cicatrizó bien y lo más importante es que gané a cinco hermanas, gracias a ti por perdonar mi traición y ofrecerme la posibilidad de escapar para mejorar mi vida- convino la mayor abriendo los brazos y queriendo mostrar la satisfacción de tener su propio negocio. -Vamos pasa dentro, tengo té. 

El tintineo de la campana avisó de la llegada de una doncella nerviosa y preocupada por su señora que lo primero que hizo fue fijar su mirada en la joven Cavendish para poder exhalar el aire aliviada. 

-Joanne, espere fuera con Lawrence, ahora saldré.

-De acuerdo mi señora- se apresuró en obedecer la joven con una inclinación de cabeza al mismo tiempo que salía del lugar arrastrando su capa verde. 

*****

-¿Y Audrey? ¿No sabe nada de que estás aquí?- se alarmó Alice al oír toda la historia de su hermana menor. 

-Conociéndola no creo que no sepa nada de mí, debe tener sus contactos... pero no sé como ha reaccionado, si me ha repudiado al igual que Gigi...o si está decepcionada...o enfadada...

-Sea como sea admiro tu valentía- confesó sinceramente la costurera poniendo su mano sobre el antebrazo de la dama que la miraba en busca de un punto de apoyo. 

-Te lo agradezco- ultimó mirando alrededor y contemplando a las tres chicas que cosían sin parar- ¿trabajan para ti?

-Gracias a Dios, si no yo sola no podría sacar adelante todos los pedidos- sonrió señalando un bulto de ropa acumulada. 

-Debo entender que tienes éxito- sonrió también la pelinegra recomponiéndose de la marea de sentimientos que le causaba recordar todo aquello que había dejado atrás. 

 -Sí, vienen mujeres de alta alcurnia solicitando todo tipo de atuendos.

-¿Es muy diferente la moda francesa de Inglaterra?

Ojos del anochecer ( III Saga de los Devonshire)©¡Lee esta historia GRATIS!