Fobos

59 6 54

Fobos era la personificación del temor, y el horror. Era el hijo de Ares, dios de la sangre y la guerra, y Afrodita, diosa del amor. Él, su hermano gemelo Deimos y las diosas Enio y Eris, acompañaban al Dios de la Guerra en cada batalla. La figura de Fobos aparecía antes de cada batalla, refiriéndose al miedo y pánico de los combatientes para luchar, estos luchadores, aterrados, huían de la batalla o fingían su muerte para luego escapar. 


* * *


 TaeMin sonrió, ahora que LuHan estaba de acuerdo con todo lo que ellos tenían para ofrecer sería más fácil, ni siquiera tuvo que mencionar que el chino sería su esclavo, quería que LuHan se diera cuenta cuando ya fuera tarde para tratar de alejarse.

-Entonces desnúdate LuHan, vamos, hazlo, desnúdate para mí.

LuHan sonrió, decidió cooperar con aquellos chicos y comenzó a quitarse la ropa; TaeMin sacó su cámara fotográfica y comenzó a tomar fotos de ese chico mientras se desnudaba, LuHan empezó por su playera, estaba desabrochándose los pantalones cuando sintió a alguien detrás de él, de inmediato supo que se trataba de SeHun. El pelinegro tomó a LuHan de la cintura y comenzó a besar su cuello sin ningún cuidado, mordía la piel que estaba a su alcance y con sus manos buscó los pezones del chino de cabello violeta.

-Ahh... sí, tócalo SeHun.

TaeMin disfrutaba tocarse viendo la escena frente a él, le encantaba ver a LuHan gemir debido a las mismas caricias que él conocía perfectamente, él sabía lo perfecto que era SeHun en el sexo, sabía lo que le gustaba y amaba complacerlo por horas.

-Prepárate mientras nosotros jugamos con él, vendré por ti en un rato, precioso.

JongIn besó a TaeMin luego de decir eso, era un beso salvaje y húmedo, algo sumamente normal para ellos, estaban acostumbrados a tener sexo durante largas horas en días de fiesta, TaeMin estaba acostumbrado a tener a SeHun y a JongIn dentro de él de mil maneras distintas, amaba que esos dos hombres hermosos lo hicieran suyo durante largas horas, amaba alcanzar orgasmos deliciosos en brazos de los chicos, amaba cuando JongIn lo tomaba de manera ruda y cuando SeHun gemía su nombre mientras él tenía su miembro en la boca y ahora que LuHan se les unía a toda esa diversión dentro del dormitorio, TaeMin no podía ocultar su emoción.

JongIn se acercó hasta donde su amigo y LuHan se besaban apasionadamente, el chino sólo tenía su bóxer puesto, pero eso no duraría mucho más. El moreno besó la espalda de LuHan y comenzó a acariciar el trasero de ese chico haciéndolo gemir más de lo que ya lo hacía. Mientras besaba la piel sedosa de LuHan sintió las manos de SeHun acariciando sus brazos y un poco de sus costillas.

-Toca a JongIn, LuHan, quiero que toques a Kai para mí.

LuHan asintió en el beso, llevó su mano derecha hasta el miembro del moreno que ya comenzaba a despertar en su trasero. Escuchó los gemidos de JongIn y supo que lo estaba haciendo bien, jamás había hecho algo como eso antes, pero lo excitaba demasiado.

-Te quitaré esto.

JongIn sonrió y de un solo movimiento bajó los bóxers de LuHan, se deshizo de ellos y luego miró a TaeMin, el mayor de ellos se masturbaba con la escena que ellos protagonizaban, el de cabello con destellos violetas comenzaba a introducir dos dedos en su entrada de manera lenta, sus ojos estaban entrecerrados y esa escena le fascinaba, amaba por completo el cuerpo de TaeMin, le encantaba hacerlo suyo, escucharlo gemir su nombre durante horas, TaeMin era su perdición y eso le encantaba.

-Ah... sí... JongIn ven y fóllame ya.

-Ve con él, LuHan y yo nos pondremos frente a ustedes JongIn.

AresDonde viven las historias. Descúbrelo ahora