80.

1.7K 153 31

¿Alguna vez han cometido algún error del que saben que no podrán deshacerse? Bueno, yo lo había hecho. Había cometido el peor error que algún humano podría cometer, siendo honesta. Bueno, por lo menos cuando se trataba de dos personas.

Les contaré un poco de lo qué pasó.

Había sido amiga de Niall desde que éramos niños, literalmente. Niall era el que mantenía mi cordura cuando se trataba de nuestra amistad. Siempre estaba para mi cuando sea que lo necesitara. Ya fuera que estuviera soportando el divorcio de mis padres, algún drama con un novio, malas calificaciones, lo que sea; Niall siempre se encargaría de aparecer en la ventana de mi habitación a media noche y me ayudaría a salir para poder caminar por algún parque cerca de nuestras casas.

Una noche, justo antes de que cumpliéramos 15 años, apareció en mi ventana una vez más. Yo no estaba teniendo ningún tipo de crisis por lo que me sorprendió un poco que estuviera allí. Me pidió que lo acompañara al parque, y a pesar de estar cansada y tener un examen de física en la mañana, accedí.

Lo siguiente qué pasó fue algo que parecía a ver salido de una película romántica adolescente. Niall me ayudó a sentarme en uno de los columpios y me pidió que fuera su novia. Había dicho que siempre lo había querido pero que no sabía cómo decirlo para no asustarme. Tomó mis manos entre las suyas y se acercó a mi.

Yo lo alejé de mi. Bueno, no alejar sino que levante mi mano y la lleve a su hombro para detenerlo. Hasta este día no tenía idea del por qué hice eso. Mi única excusa era que tenía quince años y era estúpida.

Afortunadamente para mi, Niall lo entendió. Creo que ya se lo esperaba. Yo siempre había sido una de esas personas que no miden sus actos hasta que llegan las consecuencias.

A pesar de eso seguimos siendo amigos. Nuestra amistad no se vio afectado en lo más mínimo. Era como si nada hubiera pasado. Niall nunca mostró estar enojado ni tampoco comenzó a tratarme diferente.

Tiempo después tuvo que viajar a Londres para su audición en The X Factor y consecuentemente volverse parte de One Direction unos meses después. La vida de Niall había cambiado abruptamente en un par de meses. Yo seguía en Irlanda y con nuestro grupo de amigos siempre nos encargaríamos de apoyarlo mientras su carrera crecía y su cuenta bancaria literalmente explotaba.

En 2014, nuestro amigo Alex y yo habíamos sido aceptados en la Universidad de California, en Los Ángeles y Niall había insistido en que nos quedáramos en su casa en esa ciudad. Y realmente digo que insistió. Después de que la banda tomó el descanso, tanto Alex como yo le habíamos sugerido a Niall que comenzara a escribir y regresara al estudio por su cuenta, y después de un mes de vacaciones con sus primos, lo hizo.

Durante ese tiempo Niall se volvió en un artista completamente distinto al que era cuando estaba en la banda, podría asegurar que había crecido demasiado durante estos meses.

Niall regreso a Los Ángeles y pasaríamos largas horas durante la noche discutiendo sobre lo que estaba escribiendo. Los conceptos y las historias que quería contar me dejaron sin habla. Siempre pensé que sabía todo cuando se trataba de Niall pero claramente estaba equivocada. Él tenía demasiadas cosas en su mente que yo no tenía ni la más mínima idea de que estaba ahí.

Y lo qué pasó también con él en casa fue que poco a poco comencé a darme cuenta de lo mucho que me gustaba, sí, me gustaba y poco a poco estaba enamorándome. Y definitivamente la decisión que había tomado hace años estaba matándome.

La noche en la que su álbum fue lanzado, todos habíamos asistido a la fiesta que se había organizado. Amigos y familia, todos en un mismo lugar. Se sentía bien, se sentía como los viejos tiempos en los que todos los amigos de la escuela nos juntábamos a pasar un buen rato, solo que estaba vez era para felicitar a Niall y desearle suerte en su próximo tour.

Imaginas | Niall Horan¡Lee esta historia GRATIS!