Capítulo 24

1.9K 247 23

Giselle.

Chase estaciona el auto frente a su casa y la confusión no tarda en abrirse paso en mi sistema.

— ¿Qué hacemos aquí? — Inquiero, saliendo del auto.

— Ya lo verás — Chase pone los ojos en blanco, saliendo del auto al igual que yo.

Más confundida que antes Chase me toma de la mano y me conduce hacia el interior de la casa. Mientras avanzo por el lugar, las voces de las personad que viven en este lugar  se me hacen cada vez más claras.

— ¿Te la cogiste? — Esa es la voz de Mateo.

— ¡Mierda! — Wendy exclama, con irritación notoria — ¡Dejen de hablar de eso, maldición! 

Después de eso las risas no tardan en hacerse escuchar y, cuando Chase y yo nos plantamos en la sala, Stefan y Mateo dejan de reír para vernos.

— Toma asiento — Chase me susurra, señalando el sofá individual y yo, sin dudarlo, obedezco.

— ¿Para que nos citaste aquí? — Stefan pregunta, con su típico todo irritado.

— Bueno…  — mi chico empieza, sonriendo de medio lado —, los cite aquí para hacer un anuncio — me mira y eso solo hace que la ansiedad aparezca —. Todos aquí sabemos que las cosas en estos últimos días se han… complicado mucho. Para nadie aquí es un secreto que la situación en el mundo mágico es precaria. El Consejo se ha salido de control y  Simón Turner — nombra a el sobrino de Luke — me informó que se está formando una rebelión y el P.D.P.P.Y se ha vuelto a activar. Eso, claro, sin contar lo otro que se suma, es algo que me preocupa mucho. También tenemos a Graham, Seam y ahora los poderes de Giselle… — suspira —. Siendo sincero, esta situación es preocupante por lo tanto quiero dar un paso importante en mi vida ya que no sé qué pueda pasar mañana, y quiero que ustedes sean los primeros en saber que — Chase hace una pausa y me mira — le he propuesto matrimonio a Giselle y ella ha dicho que sí. Quiero casarme con ella lo antes posible.

Sus palabras me toman por sorpresa, no obstante, me hacen sonreír.

— Mierda, campeón, no pierden tiempo — Matt bromea, levantándose del mueble y abrazando a Chase —. Giselle es una hechicera poderosa, y tú eres mi hermanito así que ella puede ser parte de la familia. Mientras más fuerza tenga el apellido Lachowshi, mejor para mí — me guiña un ojo y yo, divertida niego con la cabeza.

— ¡Yo quiero organizar la boda! — Wendy exclama de un brinco, sonando mas allá de lo emocionada.

— No quiero nada grande — niego con la cabeza, levantándome de mi asiento para abrazar a Chase.

— Ya va… — Stefan habla, parece conmocionado — ustedes no se pueden casar.

De pronto, mi pulso se acelera de manera desconcertante. Stefan me mira, y luego a su hermano, y luego a mí, y de vuelta a Chase.

— ¿De qué hablas? — Chase pregunta, confundido.

— ¡Ustedes no se pueden casar! — Explota, de pronto sonando molesto.

— Pues ya es tarde… — hablo, ahora soy yo quien habla molesta — Dije que sí, y él y yo nos vamos a casar.

— Estás loca si crees que voy a permitir que te cases con él — brama.

— Esta no es tu maldita decisión. Es mi vida, y si me quiero casar con él lo hago y listo — respondo, entre dientes.

— No lo voy a permitir — dice, de manera pausada, dando un paso en mi dirección.

MAHDLN: La reencarnación de Hazely Way¡Lee esta historia GRATIS!