Epílogo: La promesa

350 44 13

Hola hola!!!... Bueno, llegó el momento!... Llegó el gran día!, él último capítulo.... mmmm.....

Bueno, no diré nada, solo que espero que les guste y perdón si desilusiono un poco o no era lo que esperaban... recuerden, no debían esperar un final feliz!!... jajajaja

Ok, ok me callo....

Les dejo a su criterio y acepto comentarios respetuosos!!.... Nos vemos pronto!!

Luxia

[...........................]

-Estas bien?

Bulma se sentó rápidamente en la cama y sostuvo su cabeza con fuerza.

-Si, es solo un mareo... Te aseguro que no moriré de esto...

El padre se sentó junto a la joven y tomó su mano.

-Qué te ocurre?, hace horas que te ves pálida... Ahora te mareas... Dime que te sucede?, acaso es por la esquizofrenia?.

Bulma sonrió dulcemente y miró los ojos azules del hombre. Negó con su cabeza mientras tocaba su mejilla.

-No, no es eso... Por suerte eso está controlado hace mucho...

Isaías se ruborizo y tragó nervioso. Aclaro su garganta.

-Qué es entonces?.

-Sabes cuánto tiempo hace que estoy encerrada en esta prisión?.

-No, no lo se.

-Cuatro meses... dieciséis semanas esperando este día...

-Debe ser agotador estar tanto tiempo aquí...

-Lo es... -Bulma se puso de pie y caminó hacía la ventana. -Ahora, pregúntame, cuántas veces Vegeta vino a dormir conmigo...

Isaías frunció el ceño.

-Vegeta?... Bueno, ahora que lo pienso, siempre he notado que tu celda es muy limpia y tiene muchos lujos... Es digna de un rey...

-Pregúntame...

-Si.. cuántas veces vino Vegeta a dormir contigo?

Bulma sonrió.

-15 semanas y cuatro noche... Desde hace tres días que no viene a dormir conmigo, porque sabe que moriré hoy...

Isaías miró el suelo confundido.

-No entiendo... Él te metió aquí... Sin embargo quiere estar a tu lado.

-Él no me metió aquí... El consejo real lo hizo... el reino completo... si Vegeta no obedecía, simplemente se armaría una guerra civil... Todo el planeta se hubiera levantado en su contra... Él no puede sacarme de aquí, aunque quisiera.

El sacerdote caminó hacía la ventana y miró a la mujer.

-Y eso que tiene que ver con tus mareos?

-Ahora Isaías... pregúntame si en todo este tiempo he tomado algún anticonceptivo?...

El cura abrió los ojos sorprendido.

Loca TraiciónRead this story for FREE!