21

443 46 31

Las vacaciones habían llegado a su destino, los exámenes finalizaron y volvieron las sonrisas a los rostros de los amargados estudiantes. Cada uno obtenía una expresión diferente a las recogidas de notas, unos felices y otros a casi mercer del llorar por tener que volver aquí durante todas las vacaciones para recuperar sus asignaturas suspendidas. Yo simplemente me quedé neutro ya que eran siempre las mismas notas con las mismas asignaturas, todo aprobado aunque me encuentre al filo del edificio, no eran grandes notas ya que por culpa de algunas personas no pude concentrarme mucho en los estudios.

- Rubén Doblas Gundersen, tus notas han dado un bajón completamente desastroso, te basta con sacar un miserable 5, miralo, hasta el literatura que sacabas una máxima nota de 10 ahora tienes un 7 de notable, has decepcionado a tus profesores...- "lo que me faltaba, la regañina del último día"-.

- Ya...lo siento mucho, he estado muy distraído durante esta evaluación, juro que no volverá a pasar

- Pues claro que no va a volver a pasar porque si no tendré que comunicarme con tu padre -"puta amargada"-.

- Ya, ya...lo siento...e-eh me puedo ir ya, es que me están esperando para...matricularme, eso es -"vaya escusa sabiendo que las matriculas son hasta el 2 de julio"-.

- ah - suspiró la señora pilar en decepción - anda, puedes irte, felices vacaciones - me dio una de sus sonrisas amarillas y odiables-.

- Ya...felices vacaciones, adiós - dije y salí corriendo por la puerta del aula, me despedí de mis compañeros, que esperaban su llamada para recoger sus notas, con un simple agitón de mano y me salí de aquel lugar cual llevo visitando todas las mañanas con ganas de morir y despidiéndome de él con unas nostálgicas palabras...- Querido instituto, me cago en tu puta madre, adiós...- muy nostálgicas y sinceras palabras.

Dí algunos últimos pasos para salir de aquella cárcel de cualquier alumno, por tan "nerd" e insolente que sea, vi a mis alrededores buscando aquel coche que me trajo a este lugar y al fin, después de unos segundos de confusión pude encontrarlo aparcado en la esquina de mi instituto y afuera, mi querido novio, si, novio...

- hey! - di un pequeño grito para llamar la atención de este individuo que andaba muy distraído viendo un grupo de chicas que cuchicheaban al lado suya-.

Me acerqué a él con mirada cabreada, transmitiéndole el mensaje de que había pillado sus instintos de hombre heterosexual.

- ¿Qué haces mirando a estas tías, Mangel?

- ¿Y-yo?, no las estaba mirando a ellas, estaba mirando la...la pared, eso - dijo intentando esconderse de mis propios regaños, le miré con cara preguntona y a la vez con enfado leve que hacía sudar a este tímidamente por el miedo-.

- Ya...venga vamonos- dije ignorando el tema y montándome en la parte del copiloto, esperando a mi acompañante, el cual se montó unos segundos después, arrancando el coche para partir a nuestros departamentos.

Encaminando a nuestros departamentos me ganó el gran sueño que obtuve después de dormir solamente 6 horas por los terribles juegos de mesa que pasé con mangel, dando entre nosotros diferentes retos atrevidos, ya saben...juegos de parejas. Dormí plácidamente sin cuenta alguna mientras Mangel conducía detenidamente, parecía que el ruido del coche y el movimiento es el que me causaba tanta tranquilidad y sueño profundo.

Pasaron...¿horas?, ¿minutos?, no tenía ni idea, ni sabia que día era, estaba demasiado confuso por el sueño y el rastreo de ojos entrecerrados. Sentí como unas manos me acogían para cargarme hasta mi departamento, entreabrí un poco más mis ojos y logré ver la indefinida barba de mi hombre encima mía, cargándome en brazos y subiéndome hasta mi hogar. Llegamos a mi piso y me dejo de pies al suelo para que proceda a abrir la puerta de mi departamento y accedamos. Adormilado introducí la llave y la gire levemente oyendose un leve "tic" que confirmó la puerta accesible de mi hogar, abrí la gran puerta blanca y corrí al sofá dónde me tiré de una y me relajé con una sonrisa queriendo dormir en paz, lo cual conseguí después de unos 5 minutos de relajación y algunas cosquillas y masajes en mi pelo que me recaudaba mi querido Miguel, fue dormir entre nubes. 

Dicen que dormir con la persona que más amas te hace dormirte con más facilidad y descansar mucho mejor que en la normalidad, eso si es que podéis descansar...

---------------------------------------------------------------------

LOCO LES AMO POR TODO EL APOYO QUE ESTÁN DANDO AL FIC, 6K EN SOLO 1 MES PERO COMO!!!, les amo muchito hearters<3


(top #21 en Mangel jejej muchas gracias<3)

❝addict❞¡Lee esta historia GRATIS!