Capítulo 40: Ya no hay forma de pedir perdón

244 33 3


Hola hola!!.. pido disculpas por le retraso!... Las sesiones de rehabilitación son demasiado tarde y hoy no me fue muy bien.... En fin, perdón, no me excuso!

Gente....Ante último capítulo!!!. Espero que les guste!... Bueno, hay lemon, debo advertir!... Leer con discreción!

Gracias por leer y seguir esta historia!

Luxia

[...................]

Kakarotto entró rápidamente a la habitación de Milk llevándola de su brazo casi a rastras. Le quito la toalla de un solo tirón con la que la había envuelto y la tomó de ambos hombros.

La miró intensamente a los ojos y susurro con odio.

-Por qué?... por qué dejas que un imbécil te abrace?... por qué está durmiendo en tu casa??.... Responde antes de que salga y lo mate!!.. lo voy a torturar!!

-No.... no hagas esto!!...

Milk cerró los ojos mientras apoyaba con miedo sus manos en el pecho del chico. Estaba muy asustada, pues no podía hablar claramente.

Kakarotto apretaba sus hombros y la estaba empujando fuertemente, sin embargo se estremeció al sentir el suave tacto de la chica.

Milk levantó la mirada al sentir que las manos del chico se aflojaban. Quería decir millones de cosas, pero el miedo la vencía. Ahí estaba, desnuda, frente al hombre que la había violado horas atrás. Recriminándole un simple abrazo.

La había bañado completamente furioso porque no quería que tuviera el olor de nadie más.

El chico la acercó a su cuerpo y la besó sin previo aviso. Metió su lengua dentro de la boca de ella y comenzó a explorar todo su interior.

Milk al sentir aquella invasión trató de no corresponder y cerró la boca por inercia mordiendo sin querer a Kakarotto.

Este se separó y la miró desesperado. La empujo contra la puerta y comenzó a besar su cuello y a amasar sus senos.

-A él lo abrazas y a mi me muerdes... lo ves?... por eso lo odio, a él, a cualquiera que te toque!!... a ellos no les dices nada, pero a mi me rechazas y me muerdes!!!

-Tu me violaste... ellos no!!....

El chico tragó con fuerza, lleno de odio. Tomó de la cintura a Milk y volvió a besarla.

-Siempre me odiaste... antes de mi cumpleaños... Siempre me rechazaste!!... -Kakarotto volvió a besar el cuello de Milk y comenzó a frotar todo su miembro sobre la pelvis de la chica. -Estoy demasiado excitado... te lastimare de nuevo ... No quiero hacerlo, pero ya no puedo más...

-No por favor... no lo hagas!!....

En ese momento, el chico se detuvo un instante, estremeciéndose por completo. Escuchar a Milk suplicando lo había inmovilizado, sin embargo su cuerpo no lo obedecía y seguía con su plan de someter a la hembra.

No lo pensó dos veces y despacio dejó caer al suelo la toalla que había tomado para cubrir su excitación y liberó su urgente y palpitante erección.

Volvió a tomar de los hombros a Milk y la empujo hacia abajo hasta verla arrodillada delante de él. Recordó que Pepper le dijo una vez que si estaba demasiado prendido y que temía lastimarla, ella lamería su miembro para hacerlo sentir bien y calmado.

Con ese plan, el joven acercó su miembro a la boca de Milk y con su dedo hizo que ella la abriera.

-Es la única manera que sé para calmarme y no lastimarte...

Loca TraiciónRead this story for FREE!