Capítulo 24

2.3K 377 74


Louis estaba sentado amamantando a su bebé en la cama de la habitación de Niall, estaba exahusto a decir verdad. Todo ese día había estado de aquí allá haciendo tantas cosas, estaba contento por tener una entrevista en el trabajo que él había elegido y también estaba contento por haber podido llegar a un acuerdo bastante acogedor con Elliot. Ya había depositado la primera mensualidad del bonito departamento, tan pronto Elliot le entregó las llaves, Louis y Harry fueron de nuevo al banco para poder hacer todo finalmente oficial.

Ahora Louis ya tenía un lugar donde estar tranquilo junto a su bebé, sólo faltaban arreglar algunas cuantas cositas y todo estaría listo para mudarse finalmente. Realmente se consideraba una persona con mucha suerte, le impresionaba que todo hubiera salido verdaderamente bien y a su favor. Comprendía que todo fue gracias a sus amigos, a las personas que le brindaban tanto apoyo y a su esfuerzo por querer arreglar algo en su vida. Harry era una de las personas que más le había ayudado acompañándolo de un lado a otro con una preciosa sonrisa en el rostro, y estaba de verdad muy feliz con ello.

Ethan finalmente respiraba con calma y sus ojitos estaban cerrados, se había comportado cual ángel ese día, no le extrañaba mucho, generalmente su bebé no era molesto o enfadoso, siempre estaba en calma y sonreía entreteniéndose con cualquier cosa. Amaba la manera en que Harry le cuidaba, como le murmuraba cosas con vocecilla aguda y como Ethan reía con lindura ante la actitud del rizado, Louis acarició su cabello y le dio un pequeño beso en la frente. Lo apartó con cuidado de su pecho y le dio su chupón, acomodándolo de ladito en la cama junto a él para después acomodarse la playera. La puerta de la habitación se abrió con lentitud, su rubio amigo se abrió paso con cuidado junto a una pequeña bandeja en sus manos.

—Te he traído galletas y algo de leche —sonrió el joven, caminando hasta sentarse en la cama junto a Louis. Le entregó un vaso de leche y él tomó el suyo—. Te ves cansado.

Louis sonrió con cariño, tomando un pequeño trago de leche—. Sí, lo estoy. Muchas gracias por esto, Ni. Si no estuvieras aquí conmigo, no sé que hubiera hecho.

El rubio negó, comiéndose una galleta.

—Sabes que siempre estaré aquí para ti. Hemos estado en muchas situaciones juntos, así como tú nunca me has dejado, tampoco te dejaría.

Louis suspiró, viendo a su pequeño bebé acurrucarse un poco más junto a él. Niall sonrió, acariciando una de las piernitas de Ethan con cuidado de no despertarlo.

—¿A qué hora volvera Liam? —preguntó Louis bebiendo un poco más de leche.

—Me mando un mensaje hace algunos minutos, su madre le pidió que se quedara esta noche en casa. Le he dicho que tiene que ir a verlos, no puede estar todo el tiempo aquí. Vino para estar con su familia, no conmigo.

Louis rió un poco—. ¿Tan molesto es que no le quieres tanto tiempo contigo?

—Oh dios no, no es eso. Solo que, vino para estar con su familia, que tengamos esto... No significa que deba olvidarse de ellos, ¿sabes?

—Estoy tan feliz por ustedes dos Niall, es increíble que después de tantos años... Hayan terminado así.

Niall sonrió con nostalgia, asintiendo—. No me lo imaginaba. Pero, también yo estoy feliz por ti. Háblame de Harry, aún no me has contado lo suficiente de él y yo quiero saberlo todo.

Louis soltó otro pequeño suspiro, mirando el techo de la habitación por algunos segundos con una sonrisa creciendo en sus labios—. Es muy amable y atento, no sólo conmigo, deberías verlo cuando está con Ethan, es simplemente... Una ternura. Tal vez es por eso que... Terminó por entrar un poco en mi corazón. Sé que está intentando algo conmigo Niall —miró a su amigo, el rubio asintió—. Y sabes que, no muchos aceptan el hecho de cuidar a un bebé que no es suyo...

Take the Pressure • Larry Stylinson¡Lee esta historia GRATIS!