#132

17.2K 1.2K 482

segundo final alternativo




















» Habían pasado ya dos meses desde que Jungkook visitaba diariamente a Yeong. A excepción de las horas de trabajo, se pasaba las horas metido en tu casa. El niño cada vez era más cercano a su padre y tu relación con Jungkook también había mejorado debido a la cercanía.

Era ya de noche, acabáis de acostar a el pequeño Yeong después de haberlo bañado entre los dos. Ahora os encontrabais en la cocina, recogiendo los platos utilizados durante la cena. Jungkook a pesar de que ya se tenía que ir se ofreció a ayudarte.

Soo: No hace falta que me ayudes. ¿No te dirán algo si llegas tarde al piso?

Jungkook: No te preocupes, Soo. Las cosas han cambiado, ahora tengo un poco más de libertad que antes.

Soo: Bueno, como veas...

» Jungkook se encargaba de fregar los platos y cubiertos, mientras tu los secabas y los colocabas en la alacena de la cocina. Pero el compartimento del mueble donde guardabas los cuencos del arroz te quedaba un poco alto, siempre tenías que ponerte de puntillas y estirar mucho tus brazos, como estabas haciendo en esos instantes. Jungkook al ver tus esfuerzos, decidió ayudarte posicionando sus manos en tu cadera e impulsandote un poco. Su repentino contacto en esa zona te sorprendió al igual que te puso nerviosa y una vez que tus pies volvieron a estar en contacto con el suelo, intentaste alejarte de Jungkook, pero él aún seguía detrás de ti así que chocaste contra su pecho. Te sentías realmente patosa.

Jungkook: Siento eso Soo...

» Mirabas intensamente a Jungkook, al igual que él te miraba a ti

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

» Mirabas intensamente a Jungkook, al igual que él te miraba a ti. No sabías en qué momento se te pasó por la cabeza hacer eso, pero juntaste vuestros labios. Jungkook correspondió de inmediato tu acción. El beso era intenso y con una clara intención. Sus labios eran suaves y expertos, al igual que su lengua la cual se movía con agilidad contra la tuya. El sonido de vuestras bocas era lo único que se escuchaba en la estancia. Jungkook descendió sus manos hasta tu culo, donde acarició y clavó sus dedos. Por tu parte, hundiste tus manos en su pelo, atrayendolo más hacia ti para profundizar el beso y restregaste levemente tu pelvis contra su zona. Gimió.

Jungkook: Soo joder... agh, ¿realmente quieres hacer esto?

 agh, ¿realmente quieres hacer esto?

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.
ᴊᴇᴏɴ ᴊᴜɴɢᴋᴏᴏᴋ's ʀᴇᴀᴄᴛɪᴏɴs [ᴛᴇʀᴍɪɴᴀᴅᴀ] ¡Lee esta historia GRATIS!