Capítulo 23

2.2K 420 80


—Entonces de qué trabajas... —preguntó Louis, arrullando a Ethan en sus brazos.

Harry conducía en dirección al departamento que rentaría Louis si le parecía cómodo. Liam había mandado un mensaje diciendo que Elliot estaría allí en media hora y Harry naturalmente se había ofrecido a llevar a Louis. Es decir, no tenía nada mejor que hacer en su tiempo libre en realidad.

—Tengo un despacho.

Louis sonrió.

—Oh, abogado entonces.

—Mi padre lo era, tenía lo suyo allá en Holmes Chapel. Me ha tocado seguir sus pasos, pero por ahora estoy tomando un corto descanso.

—¿Y no es muy aburrido el papeleo y todo eso? —hizo un pequeño mohín.

—Tú tienes una capacitación en contabilidad, números, matemáticas. No hay nada más aburrido que las matemáticas.

—A mí me parecen interesantes... —divago un poco mirando por la ventana.

—Parare el auto y dejare que te quedes aquí.

Louis rió, volteando a verlo—. ¿No son tu fuerte?

—Cuando iba en la secuendaria me lleve la materia por tres años.

—Harry —frunció el ceño con diversión—. ¿Cómo?

—Las odiaba. Muchísimo.

—Bueno, no es como si yo tuviera muchas opciones ¿sabes? Tenía que tener una buena calificación siempre. Primero era porque me gustaba la sonrisa de mamá al ver mis notas y... Después se volvió una necesidad tener un impecable diez.

—¿Y eso por qué?

Louis suspiró.

—Pues... Cuando supe de Ethan, ya sabes... Que estaba embarazado —Harry lo miró unos segundos para ver la carretera luego—. Supe que tendría que hacerlo solo. Y yo quería lo mejor para nosotros, que nada nos faltara, así que la escuela era todo lo que tenía para asegurar un buen futuro. Obtuve una beca, y fue un gran apoyo para mí. Básicamente no necesite ayuda de alguien más, era solo yo y mis benditas calificaciones. Ethan era responsabilidad mía, y no podía dejar que mamá pagara lo nuestro, tú entiendes...

Harry tomó su mano y la llevo hasta sus labios dandole un suave beso en el dorso con cariño. Louis observó su gesto, sintiendo nostalgia.

—Claro que lo hago. Dime, ¿fue bonito? ¿Tu embarazo?

Louis parpadeó, mirando con ojos brillantes a Harry. Asintió lentamente.

—Desde que supe de Ethan, no importo nada. Yo sabía que daría lo mejor a mi hijo, hice una promesa y me esfuerzo día a día dando todo para cumplirla —sonrió, sintiendo incomodidad en su garganta—. Tenía un gran estómago —rió bajito—. Algún día te enseñare algunas fotos. Pasaba horas frente a los espejos observándome, porque amaba como se veía mi bebé creciendo dentro de mí. Me encantaba ir de compras con Niall, mi mejor amigo siempre me consentía, los antojos eran todos sabrosos. Aunque Niall decía que las palomitas con mayonesa eran horribles, yo las disfrutaba ¿sabes?

Harry hizo una mueca, riendo—. No quisiera saber cómo sabe eso.

—Oh vamos, ¿tú también?

—Sigue, cuentame más.

Louis besó la cabeza de Ethan una vez se dio cuenta que estaba dormido y lo abrazó más.

—¿Qué quieres saber?

—¿Se sentía extraño? Estar embarazado, porque, eres un chico. Uno muy precioso por cierto.

El sonrojo de Louis le hizo sonreír mucho, haciendo que las bonitas arrugas en la esquina de sus ojos se formaran.

Take the Pressure • Larry Stylinson¡Lee esta historia GRATIS!