Capítulo 37: Culpa

187 28 14

Hola, hola!!.... Les traigo rápido un capítulo!!

Advertencia: Capítulo con un poco de lemon.

Últimos 4 capítulos!!...

Gracias por leer!!.

Luxia <3

[........................]

-Por qué sonríes de nuevo??

Isaías miró a Bulma y trató de esconder su cara llena de felicidad.

-No es cierto, no sonrió...

-Lo estás haciendo ahora...

-Lo siento.. es que esta historia está tomando un rumbo bonito...

-Padre, estás así porque Vegeta y yo tuvimos sexo ese día?... Eres un cura depravado!!.... Todo aquello estaba muy mal!!

-Lo sé, perdón, pero no lo puedo evitar... Además... Zuki fue muy tierno con Milk... quizás se fije en ella y a ti te deja con Vegeta..

Bulma sonrió y negó con la cabeza.

-Eres un caso perdido, Isaías... Eres tan raro a veces... Pero la verdad es que no sería nada fácil.... y menos aquel trato que hicimos Vegeta y yo...

-Por qué no?.. digo... Vegeta solo quería estar contigo y a ti no te gustaba que otro hombre te tocara...

-Sí, pero había un enorme obstáculo.

-Milk?

-Broly...

[.........................................]

-No grites.... -Vegeta acercó sus labios al oído de Bulma y susurro completamente agitado.

La peliazul cerró los ojos con fuerza, mientras tapaba su boca fuertemente con su mano derecha y sostenía su cuerpo con la izquierda.

Estaba apoyada en el respaldo del sillón, con las rodilla en el lugar donde la gente se sienta. Le daba la espalda al príncipe, mientras este la sostenía desde atrás y la penetraba con fuerza, pero muy delicadamente.

Definitivamente el chico había aprendido muy bien como tocarla sin lastimarla ni ser brusco.

Levantó su mano y acarició sus senos, que se movían desenfrenadamente por el movimiento que hacían los cuerpos desnudos y sudorosos.

Bulma no podía respirar, su mano cubría todo su rostro, pero sentía que si aflojaba su propio agarre, dejaría salir un grito desgarradoramente lleno de placer.

Sentía una punzada horrible en su corazón. Le dolía. Horas atrás, Milk había sido forzada y lastimada y ahora ella gozaba y gemía llena de placer.

Se sentía la peor persona del mundo. No quería sentir nada, quería ser una muerta como antes, la que no sentía, pero era imposible, Vegeta cada vez mejoraba y la llenaba por completo.

Se agachó más y apoyó sus senos en el respaldo del sillón, levantó más sus caderas y apretó su boca contra los almohadones. Levantó sus uñas, y las clavó fuertemente en sus brazos. Necesitaba aliviar el dolor que sentía, la culpa, pues su cuerpo sin duda solo reaccionaba a Vegeta en ese momento.

Loca TraiciónRead this story for FREE!