Capítulo 14

724 70 48

Maratón 1/3

-Mamiiii-abri los ojos al sentir a Blake saltar a mi cama.

-Hola, bebé-lo arropé cuando se acostó a mi lado.

Antes de que pudiera decir algo, Thomas entró por la puerta con una bandeja de desayuno.

-Buenas días-sonrió, mientras dejaba la bandeja en mi regazo luego de que Blake y yo nos sentaramos en la cama, solo con las piernas tapadas

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

-Buenas días-sonrió, mientras dejaba la bandeja en mi regazo luego de que Blake y yo nos sentaramos en la cama, solo con las piernas tapadas.

-Buenos días-sonreí.-¿A qué se debe esto?

-Bueno... creo que es mejor empezar a recompensarte con pequeñas cosas, e ir aumentando, sé que no es suficiente pero...

-Estas empezando bien-lo interrumpi, haciéndolo sonreir.

-¿Cómo amanesiste?

-Bien, ¿y tú?

-Para haber dormido en el sillón, bien-asintió.

-¿Ya desayunaste, bebé?-le pregunté a Blake, mientras le colocaba una frutilla en la boca, él asintió masticando.

-Si, desayunamos juntos, y me ayudó a lavar los cubiertos. Por eso, se ganó esto-Thomas caminó hasta su armarió, y sacó un huevo Kinder sorpresa gigante, haciendo a Blake chillar y removerse de alegria, dando pequeños saltitos.

-Grashias, papi-Blake estiró sus brazos, moviendo sus deditos, con una hermosa sonrisa. Thomas le entregó el huevo, totalmente encantado, y Blake rompió el envoltorio comenzando a comer el chocolate.

-Esta encantado-sonreí, mientras lo mirábamos comer, si había algo que Blake amara demasiado, era el chocolate, podría vivir a base de ello.

》El desayuno esta delicioso, Tom-le sonreí al comenzar a comer.

-Gracias, queria hacer algo mas, pero no me dio el tiempo.

-Asi esta perfecto.

-Mami, ¿Qué es?-Blake dejó por un momento su Kinder de lado, y señaló el liquido oscuro en mi bandeja.

-Es café ¿Quieres probar?-pregunté, sabiendo que probablemente no le gustaría.

Blake asintió enérgicamente.

-Cuidado, esta caliente-Acerqué lentamente la taza a su boca, y lo ayude a beber un sorbo.

Thomas y yo reimos al ver la cara arrugada por el disgusto de nuestro hijo.

-No guta, feo-arrugó la nariz.

-Ay, mi bebé hermoso-Thomas se acercó y besó su nariz, totalmente embobado.

Luego de unos segundos, Blake apartó a Thomas para seguir comiendo su chocolate.

-Esta bien, un chocolate es mas importante que el amor de tu padre-dijo Thomas fingiendo estar dolido, pero Blake lo ignoró y siguió comiendo.

Thomas Sangster, El Padre De Mi Hijo ~Segunda temporada de Dylan O'brien es mi..¡Lee esta historia GRATIS!