—Harry —llamó su atención. El ojiverde volteó para verlo unos segundos antes de mirar nuevamente la carretera.

—¿Todo bien? —preguntó Harry.

—Sí sólo... Quería hablar.

—¿Sobre qué?

Louis sonrió—. No lo sé... Conocernos un poco más. ¿Puedo preguntarte cosas?

Harry también sonrió—. Claro que puedes hacerlo Louis. ¿Qué quieres saber?

—Hm... Nos conocemos hace meses y aún no sé tu edad —hizo un mohín.

Harry ladeó una sonrisa—. ¿Te importaría salir con un chico de treinta?

Louis rió—. Venga, tú no tienes treinta.

—¿Y qué si sí?

—Pues te pediría la bendita receta porque luces radiante.

Harry rió—Tengo veinticuatro años.

—Hm... Sí. Creí que tenías veintidos.

—Enhorabuena. No está tan mal lucir dos años más joven.

Louis llevó su mano al cabello de Harry y le dio algunas caricias—. ¿Siempre has vivido aquí en Doncaster?

—Mamá quiso mudarse aquí hace algunos años cuando papá falleció, pero tenemos nuestro hogar en Holmes Chapel.

Louis tragó saliva—. Lamento lo de tu padre

Harry negó, regalándole una gran sonrisa—. Fue hace mucho tiempo Louis, ya no lastima. Fue un gran hombre y estuvo allí en los años más importantes de mi vida. No lo lamentes.

Louis sonrió, apartando su mano del cabello de Harry para detener a Ethan pues el pequeño iba golpeando la ventana suavemente con sus manitas.

—Nunca he salido de Doncaster antes. ¿Es lindo allá donde tienes tu hogar?

Harry sonrió—. Es muy colorido y tranquilo. Tal vez algún día puedas venir conmigo para que conozcas por allá.

—Me encantaría de verdad.

[...]

Después de comer rica comida italiana en el restaurante favorito de Harry, ambos iban de la mano caminando por la acera. Harry cargaba a Ethan quien por cortesía del rizado había obtenido un chupón nuevo y Louis se deleitaba con los bonitos locales mientras sonreía a lo que Harry decía.

Estaban camino al banco donde Louis solicitaría una entrevista. De verdad esperaba que le fuera bien. No había laborado jamás antes, pero deseaba tener suerte.

—Entonces eres el rebelde pajarillo que ha querido volar del nido —sonrió Harry, buscando los ojos azules de Louis.

El castaño lo miró con cariño y asintió—. Sí, estoy buscando la comodidad mía y de Ethan. Sé que estaremos muy bien en nuestro propio espacio.

No le había contado a Harry nada de lo que acontecía en su vida en esos momentos, nada sobre el verdadero por que del estar dejando la casa de su madre, o sobre sus discusiones con Zayn. No quería ahuyentar a Harry con sus problemas, él podía resolverlos solo sin preocupar a alguien más. Al lado de Harry se sentía bien y no quería que eso se arruinara por tonterías, además apenas estaban comenzando ese algo para comenzar con inconvenientes tan pronto.

Había preferido decirle que estaba buscando su propia independencia y por eso estaba allí tratando de conseguir un empleo. No le comentó lo de su universidad, no quería causarle pena a Harry, de todas maneras aunque le dijera nada iba a solucionarse. Eran sus problemas y estaba mejor si solamente él los sabía. Y Harry no protesto mucho a las palabras de Louis, pues lo tomó muy normal. Tan simple como un joven que comenzaba a necesitar su propio espacio fuera de la casa de sus padres. Harry había pasado por esa etapa también por lo que entendía.

—Pues me parece muy bueno Louis —sonrió Harry, abrazandolo por los hombros—. Que comiences a buscar lo propio.

Louis recargo su cabeza en el costado de Harry y sonrió un poco más.

—Supongo que sí. ¿Ayudaras a tu madre en la guardería la próxima semana?

—Supongo que estaré por allí de vez en cuando. ¿Por qué?

Louis negó—. Ethan te extrañara.

Harry sonrió.

—Pero si Ethan se viene conmigo —bromeó el rizado, haciendole mimitos al pequeño en el cuello. Ethan rió y colocó sus manos en el rostro de Harry.

Louis suspiró, sintiéndose realmente feliz y cómodo.

Al llegar al banco, Louis dejó a Harry y Ethan sentados en una de las sillas del lugar luego de recibir un suave beso en los labios por parte de Harry deseandole mucha buena suerte. Se dirigió con pasos firmes hasta una secretaria, que le informó con una gran sonrisa que sí tenían vacantes de empleó. Había varias opciones y Louis mencionó sus capacitaciones y cualidades. Era alguien muy inteligente y responsable, de eso la joven que le atendía se pudo dar cuenta pronto. Sin mucho papeleo le dijo que se presentara para una entrevista al día siguiente. Louis de verdad quiso llorar de emoción, pues aunque no era nada seguro aún se sentía capaz de conseguir lo que se propusiera.

•••

HOLA MIS QUERIDAS CAMPAMOCHAAAS !!

Que bonito mi larry vieron

Yo diría que en el próximo capítulo habrá algo de drama e.e

Incluso más drama en el 26 jsjsjs ME ENCANTAAA

Preparense para querer matar a uno que otro e.e

Les mando un besotee !! Muchísimas gracias por todo su apoyo <3

Nos leemos a la próxima, espero les haya gustado el maratón!


Psdt; ¿YA ESCUCHARON EL ALBUM DE LOS 5SOS? ARTEEE. (Esperanding a que los uandi dead revivan :'v)

Psdt 2; ¿Les gustaría que actualizada secret omega y donde pasa él pasa el fuego? E.e

Psdt 3: ¿Alguien lee la novela de Dancing with the devil? ¿DONDE ESTA LA ESCRITORAAA? I NEED IT.

Ahora sí, chaoooo bebés

Take the Pressure • Larry Stylinson¡Lee esta historia GRATIS!