Capítulo 22

2.1K 373 55

Maratón 3/3

—Niall, nos vamos ya —sonrió Louis, bajando las escaleras con su bebé en los brazos. Su amigo se levantó del comedor donde tomaba el desayuno junto a Liam y caminó hasta ellos.

—¿No vas a comer antes? —preguntó frunciendo levemente el ceño mientras besaba cariñosamente la cabeza de Ethan.

Louis parpadeó coquetamente y sonrió—. Verás Niall... —comenzó dándole un toque despistado a sus palabras—. Harry nos ha invitado a comer.

El rubio alzó ambas cejas—. ¿Y eso cuándo paso? —sonrió.

El castaño se alzó de hombros.

—Llamó hace un rato y le conté que saldría al centro con Ethan, ha querido hacernos un poco de compañía y pues, vino a recogernos.

—Pues te deseo muchísima suerte Louis, ve con cuidado —palmeó su hombro—. Tienes que contarme todo, con detalles.

—Muchas gracias Niall —sonrió—. Y por supuesto.

Liam también se levantó de la mesa y caminó hasta Louis.

—Anoche te dije sobre el departamento que iba a rentarme mi amigo Elliot para pasarme las vacaciones cómodo aquí ¿recuerdas?,  como no lo necesite le pregunté recién me levante si aún estaba disponible y me ha respondido que sí. Si quieres puedes ir a verlo y no lo sé, si te gusta te ayudaré a hacer un acuerdo con Elliot. ¿Qué te parece?

La expresión de Louis fue hermosa. Parpadeó y no pudo hacer otra cosa más que sonreír.

—Oh Dios, Liam... ¿Hablas en serio? —preguntó sin poder creerlo—. ¿Tú... De verdad?

Niall abrazó a Liam por los hombros y asintió dandole un suave beso en la mejilla—. Sí que lo hace. Nosotros quisimos ayudar un poco.

El ojiazul suspiró, sintiéndose magicamente bien de un momento a otro. Allí estaba, todo iría bien.

—No tengo palabras, chicos... Muchas, muchas gracias. Yo, sí. Quiero verlo, el departamento —asintió con emoción.

—Bueno, te mandare la dirección y el número de Elliot por mensaje. Si quieres le llamas y le dices que vas de mi parte por el departamento, ya hablé con él. Que te lo muestre y tú dices qué tal —habló Liam de nuevo.

Louis asintió—. Sí, por supuesto. Dios, los quiero tanto.

Después de un cariñoso abrazo en grupo, Louis pudo salir de la casa de Niall con un Ethan muy sonriente en los brazos. El auto de Harry estaba allí, esperando por ambos.

Louis se despidio de Niall una vez más antes de abrir la puerta de auto y subir. El rico aroma del perfume de Harry llegó a sus fosas nasales, haciendole respirar profundo y sonreír aún más. Dejó la pañalera de Ethan a sus pies y se acomodó en el asiento. Sentó a Ethan en sus piernas y volteó a ver a Harry.

—Ya estamos aquí —sonrió.

Harry se acercó y lo saludo con un beso en la mejilla, al igual que a Ethan.

—Me doy cuenta. ¿Todo listo? —preguntó mientras encendía el auto de nuevo.

Louis asintió—. Sí.

Harry comenzó a conducir y Louis observó el bonito perfil del rizado. Se preguntaba cómo había tenido la suerte de que Harry lo encontrara lindo, si él... Era simplemente hermoso. Louis... ¿de verdad merecía una oportunidad de volver a sonreír con un motivo tan bonito como lo era Harry? La respuesta era malditamente sí. Merecía todas las oportunidades del mundo y debía darse cuenta.

Take the Pressure • Larry Stylinson¡Lee esta historia GRATIS!