Bonita

4.6K 203 7

Historia en proceso de edición

Carolina

-Estoy harta de tus mierdas, nunca has sido un hombre de palabra, un hombre de verdad. Desde el inicio hubieras hablado con la verdad, el sexo ha sido sólo eso, sexo. Fue aburrido, lo mismo de siempre. Lárgate y piérdete.  Entiende no me interesa un mentiroso como tú. Para infiel estoy yo. Nunca más deseo ver tu estúpida cara- estaba cansada de hombres que sólo se acercaban a mí, por mi dinero-eres uno más en la lista de imbéciles.

-Perdóname preciosa-lo único que el imbécil de Oscar logró decir, con toda mi mano abierta le dejé ir una tremenda cachetada en su espléndida mejilla blanca. Con el gesto en el rostro me dio a entender que le dolió al muy canalla. A mí nadie más me vuelve a engañar.

A empujones lo logré sacar de mi casa, cuando volví a la sala vi su cara chaqueta de cuero negro colocada en mi elegante sillón rojo, la tomé, caminé hacia la ventana, la abrí y luego de llamar su atención emitiendo  su nombre tiernamente le tiré la tonta chaqueta desde el segundo piso de mi casa. Sin importar que lloviera a cantaros le lancé la chaqueta lejos de él embarrándose ésta de mucho barro. Y con una sonrisa malvada en mi rostro cerré la ventana.

Estaba muy encabronada, jamás un hombre volvería a jugar conmigo, no soy ninguna niña inocente. Éste tampoco logró sacar las lágrimas que Alejandro De La Ro me exprimió hace 3 años. Eso ya nunca más volvería a pasar. Ahora para mí los hombres sólo son un pasatiempo y el amor es un vil cuento de hadas.

Oscar Torres es un abogado de pacotilla, divorciado, con quien solía salir en mis noches de hormonas libertinas, él juraba que me amaba, cosa que por supuesto jamás creí. Es un poco mayor que yo y el muy cretino se vio obligado a confesarme que aún seguía con su ex esposa por sus hijos, cuando me había hablado de su absoluta soltería, puedo ser una cabrona, pero juré nunca andar con hombres casados, eso es no tener principios. 

Ahora tengo pruebas de un feliz fin de semana de él con la familia además de fotos de él muy acaramelado con su esposa. Toda esta mentira por obtener un mejor puesto en el prestigioso Bufete FRITZ-BORGUES & Asociados, donde soy Accionista y casi propietaria.

Tenía 5 semanas con él, un sexo aplicado sin exagerar, de esas 5 semanas 2 estaba siendo seguido e investigado por un detective pagado por mi...¡por supuesto! Para descartar mentiras. Así de práctica soy.

Nunca más me volvería a pasar lo que Alejandro hizo, pero recordar ese episodio cruel en mi vida me lastima. Lo anulo de una vez de mi mente y mi actitud se restablece a la dureza de una jefa de hierro.

No me gusta que la gente quiera jugar con mis sentimientos ni mi emociones,  he creado un muro. Siempre divido lo personal con lo laboral, por eso esta vez y más que nunca, prometo no volver a relacionarme sexualmente con un colega.

El amor para mi es una palabra de abuelos antiguos con sus creencias soñadoras y poco realistas, por experiencia sé que la lealtad, la honestidad, la fidelidad se quedaron en intenciones.

Hoy domingo me relajaré, apagaré mi móvil, dormiré hasta tarde... Iré a la playa por la tarde a comer algo, sola. Siempre me muevo sola.

Soy una persona muy independiente, no tengo hermanos, ni padres biológicos. Un hombre maravilloso fue mi salvación al adoptarme, pero mí vida la vivo y la hago a mi parecer nadie me manda ni me dice como debo hacer las cosas.

Crecí en un albergue para niños huérfanos donde amor no era una palabra para practicar. Nunca conocí familia, nunca nadie me dio un abrazo, ni escuché palabras de cariño o aliento en mi niñez.

Estudié en el colegio público gracias a mis esfuerzos, cuando cumplí mis 18 años, salí del albergue y trabajé como niñera con un matrimonio muy buena gente, en mis tiempos libres estudiaba en la universidad pública mi primer año de derecho. Yo nunca iba a dejar de luchar por mí. Me llené el espíritu de ambición.

VOLVIENDO A VIVIR-Mjari13¡Lee esta historia GRATIS!