Capítulo 19

2K 420 196

Louis sentía sus ojos arder, las lágrimas bajaban por sus mejillas y lo único que podía sentir era impotencia. No había tomado las palabras de Zayn en serio, pero era el colmo que después de todo lo que había pasado se sintiera con el derecho de ir y actuar cual Dios del maldito olimpo.

Cerró los ojos, escuchando como en la planta baja su madre se despedía del pelinegro. Unos momentos después, Johannah ya estaba asomando su cabeza por la puerta.

—Cariño, ¿te encuentras bien? —preguntó suavemente.

Louis negó, mirando a su mamá con molestia. Jamás había tenido alguna discusión con ella pero las palabras picaban por salir de su boca, ya estaba demasiado cansado de que fuera lo mismo siempre. Parecía que Johannah apoyaba más a Zayn que a él mismo. Le dejaba entrar a su hogar como si nada, cuando se suponía que debía centrarse un poco en la situación de su hijo.

—Estaría mejor si no le hubieses dejado entrar —comentó suspirando. Johannah parpadeó, entrando a la habitación.

—Bueno amor, es el padre de Ethan... —Jay lo miró, soltando con naturalidad esas palabras.

Y es que era verdad, ella consideraba a Zayn como su yerno aún, como el padre de su nieto y la persona que en algún futuro volvería a ver al lado de su hijo. Sabía que la situación en la que se encontraban ambos jovenes mejoraría pronto, ella abriría las puerta de su casa a Zayn cuantas veces el chico lo necesitara, porque ella sabía que él estaba muy arrepentido.

—¡Y qué con eso! —Louis explotó, alzando uno de sus brazos al aire—. ¡Todo el mundo habla sobre eso mamá! ¡Todos le dan la razón a él alegando que tiene derecho sobre un bebé que no deseaba y que abandonó por meses! ¡Él no debería creer que tiene algún derecho en el bebé que yo crié! ¡Que yo alimente y vigile desde que nació! ¡Él no estuvo la mayoria del tiempo! ¡Ya me harte de que se llene la boca alegando que es su padre, que tiene derechos, que lo merece, que a peleado por estar allí! ¡Cuando no es cierto! —bufó, dandole la espalda a su madre—. Padre no es quien engendra o ayuda a hacerlo, padre es quien cría. La palabrá padre en la boca de Zayn, es solo un conjunto de letras más.

Johannah no tenía palabras. Louis nunca se había puesto tan intenso antes, incluso podía ver como sus cortas piernas flaqueaban un poco. Realmente estaba molesto. Johannah se preguntaba qué había hecho ella mal.

—Cree que con sus malditos regalos puede comprar el cariño que le negó a Ethan cuando aún estaba en mi panza —instintivamente se acarició el vientre, bajando la mirada—. Para lo único que fue bueno fue para embarazarme e irse luego. Lo único que hace bien es dejarse ver como la victima, dejarme a mí como la peor persona del mundo yendo a llorar contigo o con nuestros amigos. Como si yo fuera el inmaduro aquí cuando fui más valiente que él al aceptar que cometí un descuido y decidí hacerme cargo yo solo, mamá. Que no venga a querer actuar como el inocente cordero cuando la verdad es que solo fue un cobarde. Si alguien tiene derechos sobre Ethan, ese alguien soy yo. Tengo derecho de negarle a Zayn todo lo que quiera porque fui yo quien vio por mi bebé completamente solo.

—Louis... —su madre le tomó de los hombros para trarar de tranquilizarlo pero él no cedió ante su tacto, se alejó de ella y volteó a verla.

—Dime si miento mamá, dime si estoy equivocado. Si él no hubiera sido un cobarde que quiso echar sus responsabilidades por la cañería al igual que lavarse las manos con jabón nada de esto estaría pasando. Su única excusa es que estaba asustado y que no pensaba bien las cosas —se alzó de hombros—. ¿Qué hay de mí? Yo también estaba asustado. Yo tenía más cosas que perder que él y aún así no me eche para atrás, me dijeron que podía morir, que podía no funcionar, que Ethan podía morir incluso, ¿me importo? ¿Fui cobarde como él? Claro que no. Ni siquiera me importó un poco morir a costa de dar a luz a mi bebé. ¿Y qué era lo que le importaba a Zayn? Lo que pensaran sus padres, claro. Su "gran" futuro, por supuesto. Pudo haber pensado un poco las cosas antes de decir tantas mierdas. Ya me canse de fingir que puedo disculparlo, que puedo olvidar que él olvidó su maldita responsabilidad por mucho tiempo. Porque era eso, su responsabilidad. Tenía que cumplirla para obtener su derecho sobre mi hijo, que Ethan lleve su apellido no significa nada. Son solo letras en un papel. Y te lo digo mamá porque ya me canse de callarlo y actuar como si todo estuviera bien, él no tiene ningún derecho sobre Ethan, que lo sepas tú y que lo sepa el mundo entero.

Take the Pressure • Larry Stylinson¡Lee esta historia GRATIS!