Capítulo XX. La espera

5.5K 133 8

Abrí los ojos y lo primero que hice fue sonreir, sonreir por la maravillosa noche que había pasado.

Incoherentemente me pasé las manos por mis brazos, recordando sus caricias en todo mi cuerpo.

Se me escapó una risita.

Fue entonces cuando me giré y ví que Carlos no estaba a mi lado. ¿Lado positivo? No me había visto reir sola.

Me incorporé y me dí cuenta que encima de la mesita de al lado de la cama había una nota;

Laura, soy Carlos. Bueno ¿Quién si no? xx  Solo decirte que me he despertado más temprano y hemos ido antes a hacer una salida. Espero llegar antes de que te despiertes y si no es así intenta  no caerte mucho, solo lo normal vale?Jajaj Que no tonta, es de broma :)                 Bueno...No creo que haga falta decirte nada de anoche, pero por si acaso, fue la noche más mágica de mi vida.Te quiero pequeña

Ainsss, ni siquiera le dí importancia al hecho de que hubiera salido. Seguro que no le quedaba mucho por llegar.

Pequeña...Era la primera vez que me llamaba así y para mi asombro me gustaba que lo hiciera. Tal vez debería pensar yo en una manera de referirme a él con cariño ¿No?

Empecé a pensar y no se me ocurría ninguna.

¿Mi Carlos?

No. Una cosa era pensar en él como mi Carlos y otra era llamarle así en voz alta: - ¡Mi Carlos ven!¡Mi Carlos te amo!

Si. Completamente ridículo. Mmm...¿Mi vieji?

Obviamente no le iba a llamar así pero me hizo gracia la ocurrencia. Tampoco es que él me llevara muchos años pues me sacaba cinco (yo cumplo diecinueve en noviembre y el había cumplido 24 en marzo) pero aún así ya habíamos bromeado respecto a la edad y ya le había llamado en alguna ocasión viejo, de ahí la ocurrencia. Sería como nuestra broma privada (aunque bastante evidente) 

Me quede con la mente en blanco de repente. ¿Enserio solo se me ocurrían semejantes "apodos" como opción de llamar a Carlos? ¿Donde estaba mi imaginación? Bueno, aún seguía medio dormida y atontada y más despues de lo que había ocurrido la noche anterior.

Realmente era una tontería tener que buscar un apodo, esas cosas venían sin más y no hacía falta tener que pensar en ellas.

Pegué un sobresalto al escuchar unos golpes en la puerta.

-Pasa.-dije en voz alta para que me oyeran.

-¡Lauraa, que se te pegan las sabanas! Son las 10 y todos estan desayunando ¿Vienes?- me preguntó Elena mientras entraba a la habitación y se sentaba a mi lado.

-Claro, espera y me visto rapido.

En apenas unos minutos estabamos ya en el comedor.

Pude observar que quienes faltaban era Sergio, Marcos y Carlos. Pensaba que se habría ido David tambien pero no había sido así.

Despues de haber cogido varias magdalenas y un batido me senté en la mesa junto a Elena y en poco tiempo David se nos unió.

-¿Como te has despertado enana?.-me preguntó como si nada.

Osea, que el día anterior ni me dirigía palabra y ahora ¿Tan simpático como siempre? No entendía mucho por lo que sin contestarle me quedé mirandolo, con la ceja levantada. El obviamente se dió cuenta que no iba a dejar pasar por alto su repentino cambio de humor así como así por lo que habló de nuevo.

Aventura zombie *Parte 1 y 2 unidas* (Sin editar)¡Lee esta historia GRATIS!