5: Adiós, Serena

299 35 42

Advertencia: Lenguaje explícito.

La mansión Levine se encontraba repleta de personas en el jardín, había llegado la policía, el servicio de emergencias y por supuesto, las personas que solo querían ver que era lo que le había pasado a una de las hermosas mellizas Levine y a su hermosa amiga Taylor Christensen.

Emma y Selena dijeron que todo se había tratado de un atraco, y que Serena y Taylor habían tratado de interponerse pero el ladrón había llegado preparado para todo.

Esa fue una buena historia, pero Emma no tuvo en cuenta algo, ¿Qué iba a hacer cuando los padres de Selena se dieran cuenta de que en la casa no faltaba ni un solo centavo? Seguramente sería una mentira más que contaría más adelante.

Y por supuesto que no podía pedirle ayuda a Selena, pues aún no le había contado sobre "Ian", no se iba a arriesgar a que más cosas horribles sucedieran.

El llanto de Emma y Selena no cesaba y apenas y podían pronunciar algunas palabras con exactitud, Taylor se encontraba luchando contra la muerte, y el cuerpo de Serena se encontraba en una bolsa de cadáveres.

-Selena, ¿Qué pasó? -Preguntó Louis saliendo de entre la multitud y abrazándola.

-Estabamos en su habitación cuando... escuchamos... unos cristales quebrándose... en la cocina, Serena... y Taylor fueron a mirar... y cuando escuchamos... sus gritos... ya era demasiado tarde... apuñalaron a Taylor... y... y... y... mataron a Serena -Terminó Selena sollozando. -¡Mataron a mi hermana, Louis! ¡La mataron! ¡Un hijo de puta asesinó a mi hermana!

Selena estaba gritando, estaba gritando y eso solo alimentaba las ganas de las personas de saber más y los flashes de las cámaras de los periodistas maleducados e inoportunos, si, sentían lástima por Selena, pero sentían más ganas de cotillear, de sospechar y de criticar, así era la vida en Sioux Falls, eso enfureció a Selena, quién en medio de la rabia, la tristeza, la desesperación y la impotencia, se separó de Louis para gritarle a todos quienes solo estaban observando.

-¡Si, la mataron! ¡La mataron y apuñalaron a Taylor! ¡Ya pueden ir a llamar a todas sus familias para contarles sobre el nuevo chisme del pueblo, ya pueden empezar a sacar teorías y a decir que lo merecíamos, ya pueden convertir a mi hermana en una historia más en su gran repertorio de chismes! A ver si así se dan cuenta que este estúpido pueblo no es tan perfecto como lo aparenta todo el mundo, ¡La vida aquí es una mierda! Matan personas, se burlan de otras, los etiquetan, ¡Y lo único que pueden hacer las personas al respecto es hablar sobre eso e inventar nuevas historias!

Dicho esto salió corriendo por la calle, zafándose del agarre de todos los que trataban de pararla.

-Emma, tenemos que ir por ella, súbete -Exclamó Louis subiendo a su coche.

Emma asintió sin pronunciar palabra alguna y se subió al convertible rojo del chico.

-¿Tienes alguna idea de a dónde pudo ir? -Preguntó Louis.

-Tú deberías saberlo, es decir, eres su novio -Emma no tenía ganas de hablar con nadie, y mucho menos con él, no después de como la había tratado en el almuerzo.

-Mierda, lo sé, sé que soy su novio, pero no sé nada sobre ella -Bufó Louis.

-Pues ya sabes, a lo mejor la próxima vez que la veas, puedes tratar de conocerla un poco como persona antes de tratar de conocer lo que tiene entre sus piernas -Soltó la rubia.

-Con esta situación de Serena, creo que va a pasar mucho tiempo hasta que Selena pueda volver a hablar conmigo -Dijo y luego suspiró.

Emma no respondió, tenía muchas cosas en la cabeza como para discutir con Louis.

Emma Hamilton - Asunto Pendiente #1Donde viven las historias. Descúbrelo ahora