Dedicatoria

9.3K 644 21

Para Javier...

Por lo que fue y lo que debió ser.

Por nuestras historias, nuestros juegos y nuestro experimentos.

Por el placer de haber tenido un cómplice de infancia.

Por los higos cosechados y los pajarillos que nunca llegamos a atrapar.

Por esa parte de mí que aún descansa, cálida, en el sillón viejo de la casa del jardín.

Barcos de papel ©¡Lee esta historia GRATIS!