1

12 0 0

-Un placer hacer negocios contigo- digo, después de escupir y lavarme la boca.

-La mejor mamada de toda mi vida. Los xanax están en el pasillo de la izquierda- dice el jefe de la farmacia- cojed los que querais.

-Xan, ya oiste!- digo saliendo del almacén, donde esta mi amigo Diego esperandome afuera.

Vamos los dos a la estantería de los xanax y arrasamos con todos los paquetes que hay, metiendolos en mochilas que hemos llevado.

-Mira esto- dice Diego, enseñandome un frasco con una etiqueta que pone 'Codeína'- nos lo llevamos también, no?

-Claro- digo giñandole el ojo. Somos amigos, pero eso no quita que tengamos derechos. Sobretodo cuando vamos ciegos, que no va mal un poco de diversión.

Cuando ya tenemos todo en las mochilas, vamos a la puerta para irnos, pero un ruido nos para.

-Mierda, mierda, mierda. Sirenas. Policia, la puta policia- Xan tiene ataques de ansiedad sin las drogas, y se pone nervioso muy facilmente- donde mierda hay otra puerta?

-Creo que había una en el almacén...

Vamos corriendo, todavía con las mochilas, y abrimos la puerta, que da a una calle donde hay un coche aparcado en la acera.

Diego abre el capó y toca unos cables, de repente el motor se enciende y las puertas se desbloquean.

Entro al coche por la parte del copiloto y tiro las bolsas en los asientos de atrás mientras Diego arranca.

-Donde vamos Xan? El piso está en la otra dirección.

-Sí, donde están los coches de la poli. Vamos a casa de unos amigos míos que viven aquí cerca.

Pongo los ojos en blanco. Lo que menos me gusta de él es que toma decisiones sin importarle lo que yo tenga que decir, pero supongo que ha sido por el momento de estrés por si nos pillaban. 

Conecto el bluetooth del mobil al coche y pongo una cancion de Xan que me gusta muchisimo, Pink Roses. Solo comenzar las primeras notas Diego ya pone una sonrisa de suficiencia.

-No te flipes, tu musica mola pero a veces eres un completo idiota.

-Un idiota que te salva de la policia bebé.

Gira una rotonda y entra por una parte de la ciudad que esta bastante oscura. Al menos ya no hay rastro de policia.

Aparca delante un bloque de pisos y baja del coche.

-Es aquí?

-No, es en la calle de atrás. No voy a dejar un coche robado al lado de donde estaremos sabes?

Bajo y cojo mi bolsa, entramos por un callejón y damos a una calle donde hay una casa bastante grande, subimos las escaleras de la entrada y Xan pica al timbre.

-Bexey no esta en casa. Deje su mensaje después de irse a tomar por culo- se oye por el interfono

-Soy Xan, yo si que te daré por culo si no abres.

-Vale, vale...

Abre la puerta y entramos, al final del pasillo se ven luces lilas y rojas y se huele a hierba... 

Entramos al salón y hay 3 chicos, uno que supongo que debe ser Bexey, con el pelo corto y liso, los ojos azules y un tatuaje como con forma de u en la frente; un negro con rastas naranjas que parecen ganchitos con unas alas tatuadas en el cuello; y el tercero, que es el que me llama la atención: pelo rosa, una gran ''A'' anarquista tatuada en la mejilla y muchos más, y un piercing en el lado izquierdo de la nariz.

-Hey, chicos. -Xan les va a dar la mano a los tres, menos a Peep, que se levanta y se va del salón- en fin... Bexey, te importa que nos quedemos hasta mañana? Hemos ido a por Xanax y ha venido la policia. 

-Claro, ningun problema, pero comparte un poco, no? Por cierto, quien eres? -dice mirandome

-Oh... me llamo Karla, encantada. -intento hacer una sonrisa, pero creo que me ha salido una mueca horrible.

-Bonita, deja las formalidades. Aquí todos somos de calle, bueno, menos Gus, el que se ha ido, que es un bebé mimado...

-Vete a la mierda! -se oye por allí, seguido de un portazo.

-Sientate y ponte comoda. Quieres? - dice pasandome un vaso con un liquido marrón.

Asiento y le doy un trago. 

Joder como quema... 

Saco la riñonera y el material para hacerme un porro, a ver si me lo paso un poco bien...

-2 HORAS DESPUÉS-

-I TOLD EM BITCHES THEY SHOULD SHAKE... THEY SHIT YEAAH... - no sé como he acabado perreando a Diego ni tan borracha, fumada y en definitiva, drogada. Solo sé que me he ganado la simpatia de Bexey y Tracy (el negro de los ganchitos) y el odio de Gus.

Ahora mismo me la suda, fak bichis


GothboicliqueRead this story for FREE!