XXIV: Elimination Squad

7 2 1


Pasaron dos meses desde que comenzamos a trabajar todos juntos en el negocio de las drogas y todo marchaba muy bien en ese aspecto pues casi todo lo hacíamos desde casa por lo que teníamos mucho tiempo libre para pasarlo juntos o llendo a casa de mi padre; cosa que Ji y Wookie disfrutaban mucho debido a los columpios que papá tenía en su patio trasero.

Durante esos meses mi padre nos había llevado al orfanato a conocer al pequeño SeungKwan y mientras estábamos en aquel lugar podía notar como aunque Leo al principio fue algo reservado enseguida comenzó a jugar con varios pequeños al igual que yo; esos niños me hacían sentir bien ya que ellos no me juzgaban ni me veían como un raro, ellos simplemente se acercaban y te pedían que jugaras con ellos a lo que fuera y eso me gustaba.

Un día mientras estábamos viendo televisión en casa de mi papá él dijo algo que me dio mucho gusto.

-No les quería decir pero en verdad no puedo resistirlo –dijo apagando la televisión obligándonos a ponerle atención.

-¿Qué sucede papá? –Dije mientras Leo jugaba con mi cabello.

-En dos días por la tarde tengo que ir al orfanato porque mi pequeño SeungKwan es oficialmente mi hijo –dijo mi padre emocionado.

-¡Felicidades papá! –Gritaron Wookie y Ji mientras todos nos levantamos a abrazar a mi padre.

-Me acompañaran a recoger a su nuevo hermanito ¿Está bien?

-Pero aún no decoras su habitación papá –dijo Wookie confundido.

-No es verdad, ya lo hice pero ustedes nunca preguntan nada –dijo mi padre llevándonos arriba para ver la nueva habitación de mi hermanito.

Luego de eso todos nos fuimos a dormir, Ji y Wookie no dejaban de hablar del tema y nuestro león comenzaba a desesperarse por eso pero hasta ahora no había asesinado a nadie y eso ya era mucho.

Al otro día todos nos levantamos temprano a trabajar en nuestras computadoras pues a pesar de que era fin de semana nuestro negocio no se permitía algo tan esencial como el descanso.

-¿Están trabajando en domingo? Que jefes tan abusivos tienen –dijo mi padre mientras preparaba café.

-No te preocupes papá, estamos bien –dijo mi castaño cerrando su laptop y ayudando a mi padre en la cocina.

-No es necesario que me ayudes Wookie, ve a terminar de trabajar.

-Ya terminé y déjame ayudarte que desde ahora tendrás a un nuevo bebé y desearás tener ayuda.

-Ese no es problema, te tengo a una excelente niñera, toma papá –dijo Ji extendiéndole un folder a mi padre-. Ella es Kim HyoYeon y es una de las mejores niñeras de la zona, tiene un título como profesora de preescolar además hizo una especialidad en el extranjero, esta mujer es perfecta para el trabajo.

-¿Sabes cuánto me va a cobrar esta mujer por cuidar a mi pequeño? No tengo tanto dinero para esto pequeño Ji.

-Nadie dijo que tú la vas a pagar, ese es mi regalo para el bebé así que no te puedes negar papá –dijo Ji con una sonrisa.

-Te dije que no puedes con él papá –dije desde mi lugar, Leo soltó una risita y asintió.

-Al menos déjame pagar la mitad Ji.

-Ya te dije que no, ese dinero guárdalo para comprarle algo lindo a SeungKwan porque no vamos de compras, arréglense todos –dijo Ji en tono serio.

Behind the Eyes of a ManiacDonde viven las historias. Descúbrelo ahora