III: The Last of the Bully

11 2 0



Regresamos a la sala luego de la hora que tuvimos para preparar el siguiente caso, una vez más el juez entró a la sala y una nueva parte del interminable juicio dio comienzo.

-La fiscalía puede dar comienzo con las preguntas –dijo el juez dirigiéndose a los abogados junto a mí, de inmediato Kim se puso de pie y todo comenzó una vez más.

-La fiscalía llama al señor Do al estrado –dijo Kim, eso se estaba convirtiendo en rutina y no me gustaba, quería que termináramos pronto con todo esto o al menos que pasáramos con un caso más interesante que el de este tipo.

-¿Usted y el joven Byun BaekHyun sostenían algún tipo de relación? –Preguntó Kim mirándome fijamente, estaba seguro de que en ese caso me llevaba la delantera, no era así.

-Éramos compañeros de salón, él tenía a su grupo de amigos, nunca le hablé –respondí al instante.

-¿La relación de ustedes era conflictiva? –Preguntó Kim serio, sus preguntas comenzaban a ponerse interesantes.

**** Flashback ****

Por si no fuera poco lidiar con el acoso del idiota de LuHan, había un tipo en mi salón llamado Byun BaekHyun que hacía de mi vida en la escuela un infierno.

Aquel chico era el típico alumno que se la pasaba molestando a los demás, en especial a los "nerds" como él los llamaba y claro que yo estaba dentro del grupo que aquel idiota más odiaba.

Como cualquier otro tipo que molesta otros chicos, BaekHyun no estaba solo, en su grupo de amigos estaban otros cinco chicos que también iban en mi salón: Kim MinSeok, Park ChanYeol, Oh SeHun, Kim JongIn y Zhang YiXing.

Dentro de ese grupo de chicos había uno en especial que por alguna razón llamaba mi atención, era un chico alto, moreno, de cabello castaño, su nombre era Kim JongIn o Kai como todos en el salón lo conocían. No sé si él me miraba porque estaba interesado en mí o porque al igual que todos creía que yo era un chico extraño.

De BaekHyun podríamos decir que era como "el líder" de su grupo de idiotas, él disfrutaba de arrojar mis libros por el aire cuando me encontraba en el pasillo o de obligar a otros chicos del salón a hacer sus tareas a cambio de no golpearlos o algo peor, ese tipo en definitiva se ganaba mi odio conforme pasaban los días.

El día en que ese tipo tan abusivo me hizo llegar a mi límite fue cuando nos encontrábamos en el comedor, yo estaba sentado en un rincón comiendo solo, de pronto sentí que alguien se acercaba a mí.

-¡Pero miren a quien tenemos aquí chicos, es el pequeño Soo! –dijo BaekHyun dirigiéndose a sus amigos que reían como estúpidos mientras él golpeaba mi hombro tan fuerte que sentí que se rompía en mil pedazos-, ¿Hiciste la tarea que te pedí para hoy enano? –dijo sentándose frente a mí al igual que todos sus amigos.

-No me molestes BaekHyun, ya te dije que no haré tu tarea por ti –dije bajando la vista hacia mi bandeja de comida.

-Creo que no has entendido nada KyungSoo, no te pregunté si querías hacer mi tarea, te dije que debías hacerla –dijo BaekHyun acercándose a mí desde el otro extremo de la mesa.

-No te tengo miedo BaekHyun –dije viendo directamente a los ojos a aquel chico que podía sin ningún problema noquearme con un solo golpe.

-¡Pues deberías KyungSoo, deberías tenerme miedo! –Gritó el de cabello negro mientras tomaba mi botella de agua y la vaciaba por completo sobre mi cabeza al mismo tiempo que todos sus amigos y la cafetería entera se reían de lo que aquel idiota acababa de hacer-, vámonos chicos, éste perdedor no va a arruinar el resto de mi día –dijo BaekHyun alejándose de ahí y detrás de él, sus amigos.

Behind the Eyes of a ManiacDonde viven las historias. Descúbrelo ahora