II: The Red Head Deer

12 1 0



Luego del receso de dos horas que aproveché para poder comer algo al igual que mi padre, todos regresamos a la sala y me senté una vez más frente a aquel juez y junto a ese par de abogados que lo único que buscaban era verme tras las rejas.

-La corte llama al estrado al señor Do KyungSoo –dijo esta vez el abogado Kim JunMyeon-, ¿Podría decirnos si conocía muy bien al joven LuHan?

-LuHan y yo tomábamos clase de gimnasia juntos, se puede decir que lo conocía pero no éramos amigos, nunca entablamos ningún tipo de conversación -respondí tranquilamente aunque por dentro quería gritarles a todos el motivo por el que ese chino idiota estaba muerto en esos momentos.

-Mi siguiente pregunta es ¿Qué estaba usted haciendo el 25 de Enero de hace dos años a las cuatro de la tarde aproximadamente? –Preguntó el abogado Kim mirándome y luego mirando a los presentes en la sala.

**** Flashback ****

El nuevo año estaba iniciando, era mi primer año de la universidad, afortunadamente no vivía tan lejos por lo que no tuve que mudarme como muchos otros chicos.

Mi salón no era nada del otro mundo, estaba lleno de chicos que no paraban de hablar. En la esquina se encontraba parado un chico alto de cabello negro, su nombre era Jung TaekWoon, él estaba discutiendo con otro chico un poco más bajo que él; creo que su nombre era Ken o al menos así le decían, ellos eran novios pero el más bajo siempre discutía con Leo y a mi parecer lo trataba mal, eso no me gustaba porque ese chico parecía buena persona y no se metía con nadie.

En el otro extremo de la habitación estaba un grupo de chicos, uno en especial me miraba de una manera bastante extraña y eso no me agradaba en lo más mínimo. En una de las bancas cercanas a la puerta se encontraba sentado un chico de cabellos castaños; como de mi estatura, era un chico bastante amigable pues casi todos en el salón le hablaban, su nombre era Kim RyeoWook. Constantemente podía sentir su mirada sobre mí, cuando volteaba hacia donde él se encontraba siempre me estaba observando; obviamente trataba de disimularlo pero no le funcionaba, en ocasiones nuestras miradas se encontraban y cada vez que lo veía a los ojos podía notar como él se sonrojaba al instante y bajaba su mirada, era un chico tan extraño.

Como era normal yo me encontraba en un rincón leyendo un libro, de pronto sentí otra mirada insistente; que no se parecía en nada a la de RyeoWook, levanté la vista y un tipo de cabello rojo se encontraba mirándome muy detenidamente sin prestar atención a la plática de su amigo, un chico más alto que él con el cabello rubio; Oh SeHun.

Un día me encontraba en los vestidores preparándome para la clase de gimnasia cuando vi a aquel chico de cabello rojo entrar por la puerta, cuando él notó mi presencia se acercó a mí y comenzó a hablarme, yo sólo deseaba que se largara de ahí pero no lo hizo.

-Hola hermoso ¿Cómo te llamas? –Preguntó aquel tipo mientras ponía su mano sobre mi muslo, hasta ahora sigo preguntándome por qué diablos no lo maté ahí mismo cuando hizo eso. Me quedé en silencio esperando a que perdiera el interés y se fuera pero eso no ocurrió–, no importa si no sé tu nombre, por dios, eres hermoso –dijo mientras su mano subía más y más por mi muslo.

-Lo siento, llegaré tarde a clase –dije levantándome y saliendo por la puerta lo más rápido que pude, ese tipo me asqueaba.

La clase comenzó, para mi sorpresa el tipo de cabello rojo estaba en el mismo grupo que yo. Durante toda la práctica aquel idiota se acercaba mucho a mí, me sonreía y tocaba mi trasero disimuladamente con su mano, mi odio hacia él iba en aumento. Al final de la clase el profesor pasó lista y fue ahí cuando supe el nombre de aquel imbécil: LuHan.

Behind the Eyes of a ManiacDonde viven las historias. Descúbrelo ahora