-Hey-senti como me sacudían- hey vamos Tn Levántate – dijo mi hermana Lena mientras me destapaba.

-Lena déjame dormir un rato más es sábado — le dije volviendo taparme con las sabanas.

-dijiste que me acompañarías a ver cómo está tu sobrina así que te me levantas — dijo mientras salía de la habitación.

Verdad que le dije a la loca de mi hermana que la acompañaría a ver cómo va el crecimiento de mi sobrina me levante de mi cama, me dirigí al baño me duche y luego me vestí baje las escaleras y me fui hacia la cocina

-buenos días familia- grite

-Buenos días cariño- hablaron al unisón mamá y papá.

- ¿Cómo amaneciste? -pregunto papá mientras tomaba su café.

-ya te tomaste las pastillas- consulto mamá

-amanecí súper

bien papa y no mama aun no tomo las pastillas- bufe

-ahora mismo te las tomas- me miro advirtiéndome- no quiero que te de otra crisis cariño- hablo con tristeza

La última crisis que tuve no fue muy buena que digamos.

Estaba en mi cuarto conversando con mi mejor amiga clara cuando me levante para ir a buscar un poco de jugo para las dos no alcance a dar dos pasos y me desvanecí chocando con el piso escuche los gritos de mi amiga y luego todo se volvió negro

Desperté en el hospital hay estaba mi mama y mi papa y me dijeron que me había dado una crisis por no tomar las pastillas, pero me aburre ser la enferma de la familia me aburre que no pueda ir a lugares lejanos sin esa cajita de pastillas ese día conocía el doctor que tiempo después se volvió el doctor familiar el doctor Tomlinson era un señor muy simpático que me veía como su hija

-lo se mama- suspire- es solo que me aburre tomar pastillas las 24horas del día-

-Lo sé, pero debes hacerlo por tu bien, a que quieras vivir encerrada en el hospital-

Mamá solía ser así, directa y sin rodeos, prefería decir las cosas como son antes de adornarlas con cuentos y mentira.

-ya ahora lo hago-

-y a todo esto cuando tienes control- pregunto Lena entrando a la cocina.

-una semana antes de cumplir mis 18 — dije sonriendo mi sueño era poder cumplir los 18 agarrar mi maleta meter ropa dinero y escapar de todo sin pastillas sin controles no me interesaba si moría lo que me importaba era cumplir mi sueño y cual era ese, irme a Francia y poder pisar otra tierra que no fuera la de Nueva York, pero como cualquier sueño de una chica enferma no se podría cumplir ya que moriría o terminaría internada de por vida antes de llegar.

-Mmm. Verdad que la pequeña va a cumplir 18 — dijo mi hermana sonriendo.

-esta tan grande nuestra pequeña- mama hablo empujando el hombro de papa

-y que pensar que ayer era una niñita que jugaba y corría por ahí — dijo mi papa con melancolía

-mama papa ya crecí y miren estoy bien así que ya que estamos hablando de mi cumpleaños les quería pedirle — no me dejaron terminar

-estás loca si quieres que apoyemos la locura de irte a Francia sin pastillas y menos sin un médico — dijo mi papa serio

-pero papa es mi sueño quiero llegar a Francia siendo alguien normal no una enferma — dije algo molesta-

-es una locura-me miro seria mama-quieres morir en el intento acaso, estuvimos a punto de perderte una vez no podría perderte de nuevo — dijo con lágrimas en los ojos-

-mama papa-bufe- miren por todo lo que he pasado sinceramente no creo que nada me mate ahora- hice puchero- aparte vamos mi cuerpo de seguro debe almacenar restos de medicamentos-

-ni en un millón de años — papa volvió a tomar de su café dejando la conversación por terminada-

-mejor nos vamos Tn que se nos hace tarde — dijo mi hermana mientras trataba que la discusión terminara-

-si vámonos antes de que me muera aquí esperando un si — dije agarre mi bolso y me fui con mi hermana, salimos de la casa y fuimos al auto yo me senté en el copiloto, ella como piloto arranco el auto, y comenzamos a andar por las callas de Nuevo York

-entiende Tn ellos no quieren perderte sabes que sufrirían mucho si te pasa algo— dijo mi hermana mientras ponía su atención en el camino-

-Lena créeme lo entiendo, entiendo que no me quieran perder pero que pasa con mi felicidad con mis sueños quiero ser feliz Lena — dije mirándola-

-y acaso no lo eres - pregunto mientras me miraba y volvía a poner su vista en el camino-

-no Lena, no soy feliz estoy enferma, es tan difícil hacerles entender eso— Dije mientras salían lágrimas por mis ojos-

-Tn sé que es difícil pero más difícil es vivir una vida sin ti. Tn yo te necesito mi hija te necesita ella necesita a una tía fuerte valiente y que le demuestre que a pesar de todo sonríe a lo mejor estas enferma pero estas vivas tienes una familia tienes amigos que te aman, tienes una sobrina en camino, tienes todo lo que cualquiera quisiera tener -

- no lo tengo todo, tengo diecisiete y sabes lo que tiene una chica de diecisiete, tiene sueños que puede cumplir, tiene novio y tiene amigos. Por si no te das cuenta yo no tengo nada de eso, los que decían ser mis amigos Puf se esfumaron. Los novios que tuve se aburrían de estar cuidando de una enferma, y mira ni mis sueños los puedo cumplir por el hecho de que estoy jodidamente enferma—dije mientras secaba mis lágrimas

-Tn algún día llegara alguien que vea la gran persona que eres y que no importa que estés enferma, eres maravillosa, así como eres y el día en que llegue entenderás porque has sufrido tanto y por qué has derramado tantas lágrimas, pero hasta que no llegue aun creerás eso — dijo mientras estacionaba el auto — llegamos Tn estas listas para ver a tu sobrina-

-gracias Lena por todo — le dije mientras le sonreía — y si estoy lista —dije mientras tocaba su pancita-

Entramos al hospital que conocía como la palma de mi mano tantas veces que había estado en el centro médico de nuevo york por diferentes cosas

-tu que conoces mejor el centro médico porque no me guías —golpeo mi hombro bromeando mientras se aferraba a mi brazo-

-claro que si síganme — le dije

Comenzamos a caminar por los pasillos hasta llegar a maternidad me acerque a la secretaria

-hola el doctor Tomlinson está hoy en maternidad-le pregunte a la secretaria que era un poco más grande que yo-

-deme un segundo — comenzó a teclear en la computadora— si dígame su nombre por favor para decirle que está aquí

Mire a mi hermana que estaba conversando con otras mujeres embarazadas se veía tan feliz

-señorita me daría su nombre - dijo la secretaria

-así claro, Tn Logus dígale que vengo con Lena-

-claro — agarro el teléfono y tecleo y espero a que contestaran del otro lado — hola doctor lo busca Tn Logas y dice que viene con Lena mmm... Okay adiós-

-dice que lo espere-

-okay — me alejé del escritorio de la secretaria y comencé a sentirme mareada de un segundo a otro me encontraba en el piso había mucha gente alrededor y se me acerco un chico con unos hermosos ojos celeste ahí fue cuando todo se volvió negro.

Mi Enfermedad [L.T y Tu] •Editando• ¡Lee esta historia GRATIS!