Capítulo 17

2.5K 438 62

La brisa sacudía las cabellos de ambas personas en la mesa, las olas con su suave rumor en la costa, el cantico de algunas aves y el fresco del mar acariciando sus pieles.

Harry sonreía con cariño, Louis hacía ademanes mientras contaba esa divertida anecdota sobre Niall negando gustar de Liam para después terminar en su cama. La historia de sus amigos siempre había constado de un cariño sincero, pues antes de comenzar con ese vago romance de algunas semanas, se habían mantenido en contacto siempre. A Louis le sorprendía que las cosas literalmente hubieran salido de la nada pero, prefería que estuvieran juntos a que estuvieran con otras personas que podían lastimarlos. Un claro ejemplo era el romance que Liam había tenido meses antes, con Niall, Louis estaba seguro de que Liam sería todo, menos infeliz.

Le gustaba que ellos estuvieran teniendo su momento, con algo de suerte, serían felices por mucho tiempo más.

—Jamás dieron algún indicio de relación, ni siquiera sé cómo paso ¿sabes? De un día a otro, parecen amarse —sonrió acomodando un mechón de su cabello detrás de su oreja.

—Talvez se gustaban en silencio —Harry alzó los hombros, Ethan estaba recostado de lado entre sus brazos, la pierna de Harry estaba cruzada, descansando su tobillo en la rodilla contraria para que el bebé estuviera en una posición cómoda.

Louis masticó una uva.

—¿Qué caso tiene gustar de alguien si no planeas decirle? —hizo una mueca—. Me pregunto por cuánto tiempo se lo habían estado guardando.

—Bueno, no son rápidos como nosotros Louis —rió un poco—. Se lo tomaron con calma.

Alzó ambas cejas—. ¿Tomarselo con calma? Pero si ni siquiera tenían una semana de verse nuevamente y ya estaban... Tú sabes —hizo un ademán que hizo reír a Harry.

—Entonces no lo sé. Las cosas pasan porque sí. O que sé yo.

Louis sonrió—. Bien, basta de mí. ¿Qué hay de ti? Cuéntame algo.

—¿Qué quieres saber?

El ojiazul acomodó su fleco y alzó los hombros apoyando ambos codos en la mesa mientras acunaba su barbilla en el dorso de sus manos. Su mirada fija en los bonitos ojos verdes de Harry.

—No lo sé. Lo que sea, ¿qué quieres contarme?

Harry hizo un mohín por algunos segundos, pensando. Después rió.

—Me causa gracia recordar la primera vez que te vi —habló.

—¿Y por qué?

Rió un poco más—. Verás, tú estabas de espaldas... Y pensé que eras una chica.

Louis frunció el ceño—. ¿Cómo dices?

Harry asintió.

—Sí. Es decir... Uno no puede dejar pasar lo que los ojos ven. Y tú, luces demasiado bien por allá atrás...

Louis soltó una suave carcajada y negó—. No puedo creer que seas tan atrevido.

—Lo lamento, no pensé que decir la verdad de la forma que es fuera atrevido.

—Ya basta —se quejó risueño—. Tienes un poco de crédito, eso si que no me lo habían dicho antes. Una chica...

Harry rió—. Veamos, ¿qué pensaste tú de mí cuando me conociste?

Louis sonrió, ladeando la cabeza—. Pensé que eras muy amable —murmuró.

El rizado alzó ambas cejas—. ¿Y llamé tu atención? Porque yo decidí desde el primer segundo que vi tu rostro, aceptar que llamaste la mía.

Take the Pressure • Larry Stylinson¡Lee esta historia GRATIS!