Capítulo 16

2.5K 432 70

—¿Que tal ese pájaro Ethan? ¿Te gusta?

El bebé balbuceó.

—Claro que te gusta. Es una garza pero podemos llamarle Billy, ¿que te parece eso?

El pequeño volvió a reír sacudiendo sus pequeñas manos en el rostro de Harry.

Louis estaba maravillado. Encantado, todo era agradable.

Harry había decidido rentar una pequeña palapa para sentarse a comer y poder mirar el mar de cerca. Aunque el otoño se acercaba, estaba muy rico el clima. La suave brisa del agua podía respirarse fresca por la nariz con comodidad.

Observaba con una floja sonrisa como Harry estaba de cuclillas sosteniendo a su bebé por las caderas frente al mar mientras señalaba a las aves que volaban cerca de la costa. Ethan reía y era casi como una suave música agradable en sus oídos. Su corazón latía con rápidez al apreciar los hermosos gestos por parte de Harry, el que quisiera a su bebé allí con ellos cuando era apenas la primera salida que planeaban, el que lo tratara de tal forma, que fuera atento y cuidadoso. No podía explicarlo, solo sabía que le enamoraba. Sin pensarlo mucho tomó su teléfono y abrió la cámara, enfocó la tierna imagen a unos metros de la mesa y presionó dos veces.

Sin duda alguna quería tener un bonito recuerdo porque de verdad ambas personitas a la orilla de la playa parecían estar disfrutandolo al máximo.

Louis planeaba dejar a Ethan al cuidado de Johannah esa mañana, pero Harry y sus palabras cambiaron su decisión.

"¿Y por qué vas a dejarlo? Cuando te invité, obviamente en la salida iba incluído Ethan. Mira que andar paseandote y tu bebé aburrido en casa, me siento casi ofendido"

Recordaba haber reído y escuchar un suave llévalo por favor de parte de Harry antes de aceptar y terminar la llamada.

De verdad que Louis no tenía palabras, casi tres meses atrás Harry era un desconocido, pero el rizado se comportaba tan dulce y tan lindo, que Louis no podía evitar sonreír de solo recordar su nombre. El deseo en sus ojos verdes brillantes cuando miraba a Ethan con una gran sonrisa era algo a lo que Louis no podía dar explicación tampoco. Como si Harry adorara estar allí, como si hubiera sido lo que busco por muchisímo tiempo.

¿Había sido así? Por supuesto que sí.

Louis sonrió mirando la fotografía en la pantalla de su teléfono, Harry señalando al horizonte, Ethan con ambas manitas en el pecho prestando atención y el infinito oceano al frente. Decidió tener esa fotografía de fondo de pantalla, porque realmente la había amado.

Minutos después observó la figura de Harry levantarse, recogiendo a Ethan en sus brazos acunandolo. El pequeño recargó la cabeza en su pecho y jugueteó un poco con la agarradera del chupón en sus labios. Louis bebió jugo con una sonrisa al verlos acercándose, Harry también le sonrió mientras se sentaba en la silla frente a él.

—¿Cómo estuvo el postre? —preguntó Harry, acomodando a Ethan de frente. Louis saludó a su bebé con un pequeño mohín que lo hizo reír.

—Estaba delicioso. Necesito esa receta —respondió—. ¿Y a ustedes? —estiró su mano por encima de la mesa y le dio unas suaves caricias a Ethan en la nariz—. ¿Te hiciste amigo de esa tal ave Billy?

Take the Pressure • Larry Stylinson¡Lee esta historia GRATIS!