95

45.3K 4.8K 3.1K

Jimin respiró profundamente varias veces, la música se detuvo, colocó sus manos sobre sus rodillas para tomar aire y sintió la agradable sensación que quedaba en su cuerpo después de una larga rutina de baile. Observó alrededor, escuchó las respiraciones cansadas de sus compañeros, algunas quejas y los cuerpos cansados era el panorama que generalmente tenía a esa hora del día.



—Muy bien clase, ¡Es todo por hoy!—Sungdeuk, su profesor, dio el aviso para toda la clase, Jimin suspiró pesado, se acercó hasta sus cosas y tomó su botella con agua.


—Jimin, buen trabajo hoy.—El rubio escuchó el comentario alegre a sus espaldas, se giró y alzó la mirada para encontrarse con Taemin.


Lee Taemin y él eran buenos amigos, Jimin lo conocía desde los primeros semestres, el chico era un bailarín excepcional; habían coincidido en varios grupos y de vez salían junto a otros amigos, charlaban entre clases e incluso habían trabajado en una coreografía en conjunto.


—Gracias Taemin, tú también lo hiciste muy bien.—Jimin tomó la toalla pequeña de su mochila para limpiar el sudor de su rostro y sonrió levemente.


—Creo que aún me falta perfeccionar algunos pasos.—El castaño le dio un trago a su propia botella con agua y descansó su cuerpo contra una de las paredes.


—Jimin, ¿podrías venir un momento?—El profesor le llamó desde una de las esquinas del salón, Taemin y algunos de sus compañeros que aún estaban ahí le dieron una mirada curiosa.


Jimin de inmediato se extrañó y por su mente pasaron pensamientos alertas, ¿había hecho algo mal? ¿se había equivocado? No, por supuesto que no, si ese fuera el caso Sungdeuk lo hubiera corregido en el momento.


—Seguro no es nada, no te preocupes.—Taemin alzó sus cosas, le brindó una sonrisa antes de darle un apretón en el hombro en forma de apoyo.—Te veo después Minnie, suerte.


Jimin asintió hacia su amigo quien se despidió del profesor con una reverencia y ondeó su mano por ultima vez hacia él. El rubio tomó su mochila para acercarse al profesor el cual leía una hoja y se le veía muy tranquilo.


—¿Está todo bien profesor?—Jimin se detuvo frente al otro, el hombre de unos treinta y cuatro era amable, a Jimin le gustaba tomar clases con él, sus coreografías eran un poco complicadas pero muy bien elaboradas, exigían un gran trabajo y esfuerzo pero el resultado era increíble.


—Sí Jimin, no hay nada de que preocuparse.—Sungdeuk observó con una sonrisa cansina al chico, Jimin se sintió más relajado al escuchar eso.—Te llamé porque hoy me hicieron llegar un par de ofertas de trabajo para alumnos y creo que te podría interesar.


Jimin se sorprendió, sabía que la escuela a la que asistía tenía planes de empleo de medio tiempo para algunos de los alumnos, él había hablado con su director de carrera hace tiempo sobre el poder aplicar para algún trabajo, las oportunidades eran pocas, generalmente contrataban a los graduados y no a los estudiantes, muchos de los empleos pedían experiencia, Jimin tenía bastante experiencia pero algunas veces las vacantes que llegaban no eran aplicables para él, los horarios, la paga o el área no le favorecían. La última oferta de empleo que había recibido había sido meses atrás pero para ese entonces iba casi comenzando la carrera y no le dieron el empleo.


—El director de carrera habló conmigo, hoy llegó esta vacante.—El mayor le entregó la hoja, Jimin de inmediato leyó el encabezado del documento.—Es una academia pequeña de baile, es para niños y niñas. La plaza es de medio tiempo y por las tardes.—El menor leyó con atención, el anuncio era sencillo y muy formal, efectivamente se trataba de una academia para infantes.—El puesto es de instructor de baile.


Tinder ◈ YoonMin¡Lee esta historia GRATIS!