2: Lo que toda perra merece

468 59 67

Nota del autor: Gracias por estar apoyando esta historia, tengo algo que aclarar, cuando se escribe en negrilla significa que estoy hablando yo (el autor) ó es una nota de Ian, cuando se escribe en cursiva significa que es un pensamiento del personaje, un recuerdo o un sueño. Esto es todo, gracias por leer, disfruten el capítulo.

-Agni, no creo que pueda aguantar -Sollozó Emma sentándose en la cama.

-Emma, claro que puedes, tú eres fuerte, juntos vamos a encontrar al culpable, te lo prometo -Contestó rodeándola con los brazos y sentándose a su lado.

-No quiero quedarme sola, no te vayas Agni, acompáñame -Continuó llorando la rubia y lo abrazó.

-Mira, ¿Qué te parece si te arreglas, vamos a mi casa, duermes allí y mañana nos vamos para la preparatoria juntos?

-Me parece una gran idea, gracias por siempre apoyarme, Agni -Sonrió y se dirigió al baño.

Las duchas de Emma siempre eran largas, por lo que Agni decidió quedarse investigando acerca de quien podría ser el culpable de estarles enviando dichos mensajes, porque al parecer, ambos eran parte.

En la cabeza de Agni figuraban demasiados sospechosos, no era como que Emma fuera una mansa paloma que no mataba ni una mosca.

Incluso llegó a escuchar personas diciendo que Emma se merecía el que su novio se hubiera suicidado en lugar de estar con ella.

Pero Ian y Emma eran exactamente iguales, eran exactamente el uno para el otro.

Aún recordaba la noche de año nuevo, Ian y Emma realmente se habían pasado de estúpidos.

Toda la escuela se encontraba en la casa de fiestas de Ian, sus fiestas lo eran todo, o al menos eso decía... todo el mundo.

En el centro de la pista se encontraba Agni bailando con una chica llamada Taylor y Emma a su lado bailando con Ian al son de Youngblood de 5SOS.

-Oh miren, ¿Qué está pasando ahí? -Gritó Taylor por encima de la música señalando a una chica que se encontraba llorando y gritándole a Jack Watson.

-Es solo Jack siendo un estúpido, como siempre, y esta vez con la chica nueva, nada nuevo -Respondió Agni restándole importancia.

-Oh por Dios, ¿Hay una chica nueva? Tengo que darle la bienvenida -Dijo Emma con una sonrisa que significaba que tenía un plan.

-Emma, ¿En serio? Le acaban de romper el corazón, creo que no necesita también que tú te comportes como una perra con ella -Respondió Agni sonriendo y agarrándola del brazo.

-Ay Agni, no te preocupes, simplemente seré amable con ella -Exclamó Emma sonriendo y abriendo los ojos de manera amable.

Pero las palabras 'amable' y 'Emma' nunca iban juntas en una frase, y menos si se trataba de una chica nueva.

Agni se sentía mal por la chica nueva, Emma era su mejor amiga, pero eso no quitaba que con el resto de personas se comportaba tan horriblemente.

A veces se preguntaba que lo hacía diferente de las otras personas para que Emma fuera amable con él y lo considerara su mejor amigo.

Continuó bailando con Taylor mientras veía como Emma se dirigía hacia la chica nueva.

-¿No te enoja a veces? -Preguntó Agni al oído de Taylor.

-¿Qué cosa? -Preguntó confundida.

-Es decir, mírala, solo está al pendiente de los chicos nuevos para darles su "bienvenida" -Respondió haciendo las comillas con los dedos.

Emma Hamilton - Asunto Pendiente #1Donde viven las historias. Descúbrelo ahora