PRÓLOGO

78 2 0
                                                  


Aquel mundo era similar al nuestro en muchos aspectos. No importa decir dónde estaba o cómo se llegaba a él, sólo basta con saber que se trataba de un mundo habitado por personas como nosotros, entre otros especímenes.

Un mundo con su propia historia. Una historia que comenzó millones de años atrás, cuando los reptites, seres de escamas y sangre fría dominaban el planeta, sometiendo a los humanos como a simples bestias estúpidas de carga, disponiendo de ellos tal cual disponemos nosotros del ganado.

Fue la sorpresiva caída del gran fuego lo que puso fin a la era de éstas formidables creaturas, enfriando el planeta gradualmente, permitiendo a los seres humanos salir de entre las piedras, volviendo a hacer habitable el mundo bajo el poder tomado de los extintos reptites. Muchos de los humanos desarrollaron habilidades que les permitieron manipular su entorno desafiando a la madre naturaleza, desarrollaron magia, y con este privilegiado poder sobrellevaron la era del hielo creando auténticas metrópolis, civilizaciones más avanzadas que las nuestras. La preciada magia era un poder maravilloso que pocos elegidos podían permitirse. Pero es sabido que todo poder corrompe tarde o temprano.

La humanidad se dividió en dos clases: Los iluminados con sus dones mágicos, viviendo en sus palacios sobre las nubes; y los terrestres sin magia, sobreviviendo sedentariamente en las frías cuevas de las montañas. Por mucho tiempo ese orden prevaleció, hasta que sumidos en su arrogancia y avaricia, los iluminados cayeron víctimas de su propio poder al explotar sus habilidades más allá de lo que debieron permitirse. A la larga, se cuenta se extinguieron, y de ahí el motivo por el cual ya no existen personas con magia en su época actual, otros especulan se juntaron con los terrestres y sus descendientes perdieron las habilidades. Existe la escandalosa teoría acerca de haber sido castigados por los dioses a través de sus hijos, maldecidos por su vanidad, deformándose, consumiéndose en su odio, descendiendo de ellos los místicos.

Se cree que los místicos son una raza tan antigua como lo es de variada. Seres de aspecto extraño, diabólico, cuasi humano, grotesco. Si en verdad existieron desde el principio de los tiempos, vivieron probablemente apartados de las civilizaciones humanas, al menos no se tienen registros de confrontaciones antiguas. Las rencillas más significativas comenzaron poco después de Guardia.

En cierto punto de la historia, los hombres se establecieron de forma fija en el mundo, levantando un reino esperando viese por ellos para siempre; y a este imperio que los salvaguardaría de los peligros, creando orden entre los humanos y los místicos lo llamaron Guardia. Los hombres estaban de acuerdo con la nueva monarquía, los místicos no.

Siendo siempre minimizados por los humanos, los místicos se negaron a convertirse en la parte inferior de la sociedad; se negaron a ser rebajados al estatus de simples animales. Formando su propia nación en Misticia (actualmente Medina) cortaron su relación con los humanos, quienes a partir de la fundación de Guardia comenzaron una nueva era, de la cual data el calendario manejado en su actualidad.

Durante seis siglos las confrontaciones entre los místicos y los hombres fueron creciendo gradualmente hasta estallar en una auténtica guerra, durante la cual se sufrieron considerables pérdidas entre ambas especies. Tras la caída del rey místico Magus a manos de un guerrero anónimo (probablemente el legendario Capitán Sir Cyrus, cuyo paradero posteriormente permaneció desconocido), un acuerdo de paz prevaleció entre las dos naciones, donde las rencillas cesarían siempre y cuando se evitara el contacto entre ambas comunidades, convenio vigente hasta la fecha obviando casuales encuentros entre sus miembros.

Guardia vive en paz, y posiblemente la paz se mantenga por siempre. Si aquellos temblores que han asolado su pequeño mundo desde la extinción de los reptites llegaran a desaparecer en lugar de empeorar, es posible que el "por siempre" tenga un significado muy duradero.

Destinados a seguir una senda no muy diferente a la nuestra, el futuro de aquél pequeño mundo se tiñe de gris bajo el poderoso rugido que brota desde las profundidades de la tierra.

Chrono Trigger - La NovelaDonde viven las historias. Descúbrelo ahora