For every story tagged #WattPride this month, Wattpad will donate $1 to the ILGA
Pen Your Pride

ESTOCOLMO

12 1 0

07:00 A.M.
Los rayos del sol aun no salen y el dia esta ligeramente iluminado, pero solamente por el oscuro azul del cielo, aun no hay rastro alguno del sol, en aquella calle vacia hay una bonita casa color purpura. Todas las luces parecen estar apagadas dentro de ella, a excepcion de una, la cual logra escapar por una pequeña ventana que esta del lado izquierdo, parece ser la ventana de un baño, dentro de este mismo se encuentra unas cuantas toallas colgadas junto a una bañera color blanco, la cual esta llena de agua y espuma, de las cuales se logran asomar un par de rodillas que dirigen a un par de palidas piernas que aparentemente tienen unas particulares marcas, son cicatrices pero pareciera que se tratase de algunos rasguños muy intensos, parecen ser las piernas de una chica pero no se ve rostro alguno saliendo del agua, y el unico ruido que se escucha es el del agua goteando por el grifo del lavabo que se encuentra junto a la puerta, todo esto por aproximadamente un minuto, de pronto comienzan a salir una cuantas burbujas del agua, y casi de inmediato comienza a salir lentamente del agua una frente acompañada de una hermosa cabellera color negro, se asoman un par de ojos aun cerrados, una nariz, unos hermosos labios color rosa, una suave barbilla, y asi continua saliendo hasta llegar a los hombros, es una hermosa chica de belleza inexplicable, prontamente del agua saca uno de sus brazos el cual tenia marcas similares a las de las piernas y lo estira para alcanzar la toalla mas pequeña guiandose unicamente por el sentido del tacto, la toma, la acerca a su rostro para secarlo dando prioridad a los ojos, la chica retira la toalla de su rostro y finalmente logra abrirlos, un par de hermosos luceros color café es lo que aquellos párpados escondían, sin embargo ese lindo par de pupilas transmitian una inmensa tristeza, como si quisieran apagarse, la chica solto un fuerte y triste suspiro...

- Tengo que hacerlo, al final de cuentas a nadie le importara y sera lo mejor para todos - susurro ella mientras sacaba del agua su mano derecha con la cual estaba sujetando una navaja de afeitar altamente filosa, de pronto apretó el puño con el que sujetaba esa cosa, lo hizo tan fuerte que de inmediato el agua de la bañera comenzo a teñirse de rojo.

Lagrimas comenzaron a bajar lentamente por las suaves mejillas de la chica, acomoda la hoja entre los dedos y coloca el filo en la muñeca de su otra mano, esta apretando tan fuerte que un simple movimiento milimetrico podria causar una profunda cortada, ella esta apunto de recorrer la navaja haciendo presion cuando de pronto se oyen tres fuertes golpeteos en la puerta...

- ¿!Sasha, estas ahi!? date prisa, se me va a hacer tarde y todo por tu culpa - Se escuchaba del otro lado de la puerta, al parecer es otra chica que vive ahi.

-  ¡Ya voy! ¿si? no exageres Danna, porfavor, es muy temprano como para que se te haga tarde - Grito la chica de la bañera algo nerviosa.

Quito el tapon de la bañera y el agua comenzo a bajar por el orificio que se encontraba en el centro de la misma, no quedaron rastros de la sangre, saco un pequeño vendaje del botiquin y lo amarro en la cortada que se hizo al apretar el objeto punzocortante con el puño, se seco el cabello a medias, se coloco la toalla cubriendo su cuerpo, tomo el resto de sus cosas y abrio la puerta donde ya la estaba esperando su hermana Danna...

- Eres una tortuga ¿lo sabias? - Replico Danna

- Y tu eres una desesperada ¿lo sabias? hasta pareces retrasada queriendote salir temprano de la casa para verte con tu novio y largarte a no se donde cuando deberias de estar en la escuela ¿pensaste que no me hiba a dar cuenta? tienes suerte de que mis papás estén de viaje -  Exclamo Sasha con un tono molesto, mientras va avanzando a su habitacion.

- ¡¡¡Eso no es asunto tuyo mocosa y mas te vale no decir nada!!! - Grito Danna desde la puerta del baño

- ¡¿Y que me vas a hacer si digo algo, matarme?! no me hagas reir, ademas ya te dije que no soy una mocosa, tengo 19 años asi que deja de llamarme asi - Alego Sasha mientras cerraba la puerta de su habitacion con un fuerte azoton.

"SERENDIPIA"¡Lee esta historia GRATIS!