¿Necesario y suficiente?

2K 94 26
                                    

Los conceptos de "necesario" y "suficiente" tienen la particularidad de mezclarse y a veces se hace difícil distinguirlos.

Para muchos, discutir si algo es "suficiente o necesario" para justificar tal o cual condición, sonará un poco a una explicación de otro mundo.

Y esto es normal dado que son conceptos que hemos heredado del mundo de la lógica y de la matemática.

Particularmente en matemáticas, se utiliza mucho para definir qué condiciones se tienen que cumplir para que se satisfaga una determinada... "cosa matemática".

Pero dado que las matemáticas son algo complejas, voy a explicar el concepto de "necesario y suficiente" desde el lenguaje llano.

El objetivo es, entonces, no caer en la trampa de confundir una condición necesaria cuando en realidad estamos hablando de una condición suficiente o viceversa.

Vamos a ver un par ejemplos para que sea más fácil comprender de lo que estamos hablando (y dejemos las matemáticas para los matemáticos, ¿verdad?)

Estudiemos esta frase

Si llueve, entonces mi patio se moja.

En un formato más genérico diríamos que tenemos 2 sucesos.

Si sucede A, entonces sucede B.

El primer ejercicio que debemos hacer es invertir los sucesos y evaluar la veracidad de la frase. Es decir, uno era condición y el otro resultado, así que ahora pongámoslo al revés.

Si sucede B, entonces sucede A.

Apliquemos esto a nuestro patio mojado en castellano básico.

Frase "al derecho"

Si llueve, entonces mi patio se moja.

Frase "al revés"

Si el patio está mojado, entonces llueve.

Vemos que, al dar la vuelta a los conceptos, a veces es más fácil encontrar contraejemplos al razonamiento. En este caso no se cumple justamente porque nuestro patio podría estar mojado, no solo por la lluvia sino también porque he regado o porque lo he lavado.

La frase original es, entonces, un típico ejemplo de condición "suficiente" pero no "necesaria".

Si el patio está mojado, es "suficiente" con que haya llovido.

Y vemos que no se cumple la "necesariedad" dado que, como indicamos anteriormente, podríamos haberlo mojado nosotros.

En resumen, podemos decir que

"Si llueve..." es una condición "suficiente" para que "el patio se moje" (recuerden que no es una condición necesaria)

Otro ejemplo:

Para ir de la ciudad A hasta la ciudad B, debo tener un coche. (Suponiendo que no exista ningún otro medio de transporte posible: avión, tren, etc.)

Entonces:

"debo tener un coche" ¿Qué tipo de condición es entonces?

En este caso nos encontramos frente a una condición de "necesario", es decir, es necesario tener el coche, pero también: contar con combustible, saber conducir, que la carretera no esté cortada por la nieve, etc.

Por lo tanto,

Para ir de la ciudad A hasta la ciudad B, es "necesario" tener un coche (pero no es "suficiente")

Pero ¿existe una forma fácil de distinguir entre condiciones necesarias y/o suficiente? La verdad es que no. Solo puede ayudarnos el sentido común y reflexionar sobre ello.

Pero voy a proponerte un par de pistas que nos sirvan como guía para iniciar el camino de la reflexión.

Primera pista, una condición de "necesario y suficiente", debe satisfacer la bidireccionalidad, es decir, al invertir la frase esta seguirá siendo válida.

Segunda pista, verificar por medio del sentido común, si negando el suceso A obtengo el suceso B también negado.

Veamos algún ejemplo más,

Frase "al derecho"

Si llueve fuera de casa, es que debe haber nubes

Frase "al revés"

Si hay nubes, es que fuera de casa está lloviendo.

Frase con negación

Si NO llueve fuera de casa es que NO hay nubes.

A poco que reflexionemos vemos que la frase "al revés" no es verdad, dado que la existencia de nubes no garantiza que esté lloviendo.

Esto nos da la pista de que la frase "al derecho" solo implica una condición de "suficiente". O en otras palabras, quiere decir que es "suficiente" que llueva para que haya nubes, pero no es "necesario" que llueva para que haya nubes.

Vemos también que la "frase con negación" tampoco responde al sentido común. Normalmente, en el estudio de la lógica, se conoce esta última característica como "la falacia de la negación del antecedente", que consiste en hacernos creer que la negación del suceso A implica la negación del suceso B.

Esta confusión surge al asumir la bidireccionalidad de la frase, donde sí valdría que negar el suceso A niega también el suceso B.

Cuando la negación de la frase original nos provee una frase que responde al sentido común, significa que la "falacia de la negación del antecedente" no se cumple por lo que podríamos sospechar que estamos frente una condición de "bidireccionalidad", lo que a su vez nos indicaría que estaríamos hablando de una condición "necesaria y suficiente".

Dado que este tema lo podemos aplicar a cualquier frase que relacione dos sucesos para, justamente, determinar si la relación que los une es de "necesario y/o suficiente", vamos a destrozar el arma que utilizan todos los gurús de la autosuperación.

Frase:

Querer es poder.

¡No!, ¡No! y ¡No!, si algo hemos entendido de la explicación anterior, podremos deducir que "Querer" es una condición "necesaria" para "poder", pero que no es una condición "suficiente".

¡No basta sólo con querer!

Si querer fuera suficiente para poder... ¿por qué ya no tenemos todo lo que queremos?

Si querer fuera suficiente para poder... ¿por qué hay gente en silla de ruedas? ¿Por qué simplemente no se levantan y caminan?

Porque, como dedujimos, "querer" no es suficiente, solo cumple con la condición de "necesario".

Obviamente, tienes que "querer" para conseguir algo.

porque querer hace que muevas tus pasos en la dirección correcta, porque debes querer superar los retos que aparezcan en el camino, porque hay que querer, para poder vencer miedos.

Pero querer no es suficiente para poder.

Porque debemos ser capaces de reconocer los miedos, debemos ser capaces de reconocer los retos y, en resumen, debemos ser capaces de conocer nuestras limitaciones, identificando lo que sea necesario aprender para avanzar y llegar a nuestra meta.

Querer es necesario para poder, pero no es suficiente.

Debemos recordar siempre que hay que aprender a reconocer con qué recursos contamos y con cuáles no.

Debemos aprender a reconocer si nos faltan conocimientos para superar una barrera y buscar donde adquirirlos y poner manos a la obra.

Entonces, no nos dejemos engañar por los iluminados que nos venden el "Querer es poder" como la panacea para lograr todo... cuando ya sabemos la verdad.

Querer es NECESARIO para poder, pero NO ES SUFICIENTE.


Las trampas del lenguajeDonde viven las historias. Descúbrelo ahora