14

330 38 23
                                                  

Ultimo capítulo.
Parte I.

Mía.

"Todo va a estar bien" esas palabras me las habían repetido una y otra vez, taladraban mis neuronas y por supuesto que no, joder, nada iba a estar bien, claro que no.

Después de que cayera en aquel profundo sueño supe que me habían llevado al hospital pero por alguna extraña razón solo escuchaba lo que decían los paramédicos y mi madre pero mis ojos pesaban y cada que intentaba abrirlos simplemente no podía.
Entonces un día sin poder abrir los ojos aún una voz se escucho en el fondo, era Jungkook:

Mia, mi amor, tienes que despertar, Jiminie y yo estamos esperando por ti. —Dicho esto, mi corazón palpitó tan rápido como pudo y sentí que se me saldría del pecho cuando sentí aquellos delgados labios sobre los míos juntos a la risita de mi bebé inundando mis oídos y por fin pude abrir los ojos otra vez.

Inhalé tanto aire como pude, las luces blancas de la habitación casi me dejan ciega al instante y por un momento, no escuché nada solo veía la figura de mi madre gritar por ayuda y vi al doctor con una enfermera correr hacía mi.

—Por favor salga de aquí —Dijo el doctor a mi madre mientras revisaba con una lucecilla ámbar mis ojos —¡Salga de aquí!

La enfermera tomó a mi madre del brazo y la jaló hasta quedar fuera de la habitación, ella por su parte se colocó tras la ventana pero la enfermera cerró las cortinas "¿Qué estaba pasando?"

—Mia, Mia ¿me escuchas? —Me preguntó el anciano sin apartar la luz de mis ojos, asentí aún aturdida por todo lo que estaba pasando y que no entendía muy bien. —¿Puedes decirme algo? lo que sea, cariño.

—¿Qu-qué esta pasando? —Logré formular.

El doctor sacó ese aire de sus pulmones que al parecer desde que entró aquí había retenido:

—¡Esto es un milagro! Mia, acabas de despertar de un coma. —Alegó el mientras tomaba notas de la estabilidad de mis latidos.

—¿Có-cómo? ¿cuánto tiempo ha pasado?

—Llevas así ya hace medio año —Se aclaró la garganta —Tuviste un impacto muy fuerte; un gran desequilibrio en tus emociones, vaya, un gran shock y después de aquella noche no volviste a despertar.

Había perdido medio año de mi vida postrada a una maldita cama, sin saber siquiera qué había pasado con mi hijo, con Jungkook...

—Tengo que dar aviso de tu estabilidad a las autoridades, ellos, necesitan hablar contigo, Mia ¿entiendes eso? —Dijo el doctor mientras con su estetoscopio escuchaba mis latidos. —Tendrás que tomar rehabilitación pues algunas partes de tu cuerpo pudieron sufrir anomalías mientras estuviste en coma, puede que no funcionen del todo bien.

—Dejen pasar a mi madre, por favor, quiero hablarle. —Supliqué y él solo le echó una mirada a la enfermera para que la dejara pasar.

—¿Y bien? —Preguntó mi madre histérica —¿Cómo esta?

—Puede estar tranquila, señora, no noto nada fuera de lo normal en su hija pero para asegurar haremos algunas tomografías. —Le dio una palmadita a mi madre en el hombro y ella corrió hasta llegar conmigo.

ᴇɴ ʟᴏ ᴘʀᴏғᴜɴᴅᴏ ᴅᴇʟ ʙᴏꜱϙᴜᴇWhere stories live. Discover now