°01°

66 4 1

°P.O.V Mipha°

Con tan sólo una propuesta, inicio algo más grande de lo que nuestra mente podía imaginar en nuestra más tierna infancia.

Nos encontrabamos en el Paso Este, cerca de la falda del Monte Lanayru esperando a Link y a la Princesa Zelda
en la esperanza de poder despertar sus poderes en la fuente de la Sabiduría.

—Ya es demasiado tarde, cuanto piensan tardar los dos?.—comento Revali ya cansado de haber esperado horas.

—No es tan sencillo como piensas Revali.—Respondió Urbosa.

—Me pregunto si les habrá pasado algo malo..—dije algo preocupada mirando hacia el castillo de Hyrule.

—Miren!, hay vienen.—comento Daruk apuntando hacia Link y la Princesa.

—Parece que tus plegarias fueron escuchadas Revali.—dijo Urbosa mientras Revali solamente miraba hacia otro lado claramente indignado.

Esperamos a que la Princesa y Link se acercaran lo suficiente para preguntarle como le había ido.

—¿Y bien, Alteza? ¿Ha sido provechosa la Meditación?.—dijo Daruk

Zelda negó con la cabeza muy levemente, casi imperceptible.

—Por su expresión deduzco que no.—

—He vuelto a fallar.—dijo Zelda al borde del llanto y con la voz quebrada.

—Alteza... No diga eso, se ha esforzado y eso es lo que cuenta, Además, puede que la Meditación no sea el modo de despertar su poder— Daruk asintió—Sólo hay que encontrar el detonante que lo haga fluir desde su interior.—

—Gracias, Urbosa.—dijo Zelda realmente triste mientras bajaba la cabeza.

—Disculpe...—le dije a la Princesa mientras está me miraba—No se si esto le será de ayuda, pero... Últimamente he estado pensado... en lo que siento en mi interior cuando uso mi poder curativo. Y me he dado cuenta que...—Y cuando justo iba a decirlo empezó un Terremoto realmente fuerte.

En ese momento Revali voló hacia lo más alto del cielo.

—Que mier..—dijo Revali antes de mostrar una cara de pánico y bajar.

—¿Eso es...?—

—Va a ser que sí.—

—Ha ocurrido.—

—Se ha... Despertado.—dijo Zelda totalmente en pánico y en borde al llanto.

—No puede que esto éste pasando.—dije asustada mientras que algunas lagrimas bajaban por mi rostro debido al miedo de la situación.

—¡No tema, Alteza!, Nosotros nos bastamos para defenderlo, ¡Venga, equipo! ¡Pongamos en marcha nuestras Bestias Divinas y preparándonos para el combate!, Cuando Link se enfrente a Ganon cara a cara, ¡Lanzaremos un ataque combinado!, Zagal, tú dirígete al Castillo de Hyrule—Revali miró hacia otro lado muy enfadado—Nosotros te daremos apoyo, ¡Pero tú tendrás que dar el golpe de gracia!.—

—Por favor, Alteza... refúgiese en algún lugar seguro.—dijo Urbosa mientras tomaba por detrás los hombros de la Princesa(?

Zelda se quedó pensando por un momento.

—¡No! ¡Iré con ustedes!, puede que no sea de mucha ayuda.. Pero les acompañaré hasta el final!.—dijo la Princesa con determinación en su mirada.

—No hay tiempo que perder, vamos!.—dijo Revali para después alzar el vuelo.(?

—Vayamos a nuestras Bestias Divinas!.—dije mientras empezaba a correr con todas mis fuerzas.

We Don't Say It.. (°Mipha x Link°) (Pausada)¡Lee esta historia GRATIS!