Capítulo 7| Cruda realidad

817 83 107

Me había levantado por la mañana a una hora muy temprana

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.


Me había levantado por la mañana a una hora muy temprana. Me estaba dando una ducha, intentando relajarme. Tras lo que me había dicho Noah la noche anterior, los nervios invadieron mi mente. No especificó más, ya que comenzó a temblar. Directamente me dejó sola en la cafetería y se fue corriendo saliendo del lugar. Aquello me dejó aturdida, no comprendía nada, ¿Qué le había pasado?

Salí de la ducha secando mi cuerpo con la toalla, y poniéndome la ropa. Me miré en el espejo. Mi rostro continuaba pálido, y dos bolsas de ojeras estaban bajo mis ojos cansados y apagados. Me peiné el cabello con el peine que había en el baño, y acto seguido salí del cuarto de baño.

-Buenos días-me saludó April con una sonrisa-Te has despertado muy pronto hoy. Te aseguro que las pruebas no van a comenzar tan temprano.

-¿Cómo sabes la hora?-pregunté acercándome a ella.

Se giró mirando la televisión que había ahí.

-Ahí proyectan la hora. Y hay veces en las que si nos quieren avisar de algo importante, lo hacen ahí.

-Ah, claro. Entiendo. Entonces...¿La tele solo sirve para eso?

-Sí-contestó jugando con un mechón de su cabello.

Me senté en mi cama y suspiré.

-¿Sabes algo de lo que me pondrían hacer hoy?-pregunté sin mirarla.

-No lo sé-respondió con suavidad-Depende del poder, te hacen unas pruebas u otras-se levantó de la cama y estiró sus brazos-Me voy a duchar, en cuanto salga, vamos a desayunar juntas. Pero si tienes hambre, puedes ir antes. Ahí Malcom y Noah te estarán esperando. A las ocho siempre están ahí. Suelen ser puntuales.

-¿Duermen en la misma habitación?-pregunté con curiosidad.

-Antes sí, pero tras el incidente de ayer, los han cambiado. Noah duerme con un chico llamado Derek, y Malcom con Nathan-dijo mirando el techo. Después bajó su mirada hacia mí-Los inefables de aquí, suelen ser muy majos. Excepto Derek, que la mayoría del tiempo está de mal humor.

-Ah-asentí con la cabeza-¿Qué poderes tienen?

-Derek fotoquinesis, que es el control de la luz; y Nathan fitoquinesis, que es la manipulación de las plantas-explicó con una sonrisa-Nathan es guapísimo, de verdad. Tienes unos ojos azules y el pelo castaño.

-La mayoría de los que conocí en mi vida tienen ojos azules, incluida yo. Y no hay nada nuevo en eso-sonreí con diversión.

April bufó.

-No sé. Pero yo soy más de ojos azules-me guiñó el ojo y ambas reímos.

Hacía mucho que no me reía con sinceridad.

-Tus ojos también son bonitos. Son verdes claros. Mi tía...-un nudo comenzó a formarse en mi garganta-Los tenía así.

El silencio se instauró en la habitación. Ambas nos quedamos mirando el suelo. Y tras varios segundos, April habló sacándome otra sonrisa.

INEFABLE ©Donde viven las historias. Descúbrelo ahora