"¿Lavandería? Es una forma divertida de decir sexo".

2.9K 427 67


Camila se sentía excluida, se sentía tan distante de sus amigas y familiares en casa y no podía hacer nada para rectificarlo.

Sí, ella aún hablaba con Lauren todos los días, cada oportunidad que tenía, pero sus conversaciones pasaron de ser profundas y significativas a platónicas y...algo aburridas. Ella sabía que Lauren estaba aburrida durante ellos. Incluso hubo puntos en los que la chica de ojos verdes perdió completamente el enfoque de lo que Camila estaba diciendo y la actriz tuvo que reiterar lo que había estado diciendo. Y poco a poco se fue convirtiendo en una cosa regular.

Es por eso que Camila decidió que necesitaba un fin de semana en casa, lejos del rodaje. Afortunadamente, al reparto y al equipo se les concedió un descanso de cuatro días después de la filmación y Camila estaba más que ansiosa por usar ese tiempo de manera efectiva. Habían pasado semanas desde la última vez que había visto a Lauren y un mes y medio desde que había visto al resto de sus amigas.

Dinah fue la que más se mantuvo en contacto, siempre con su teléfono listo para esas llamadas nocturnas después de que Camila colgó cuando Lauren se había ido a dormir. Dinah trató de evitar que la distancia entre ellas se expandiera, negándose a dejar que algo flaqueara en su amistad y siempre atrapando a Camila en ciertas cosas.

Ally y Normani también hablaban con ella regularmente, probablemente tres veces a la semana, principalmente tratando de mantenerla informada sobre sus vidas y tratando de demostrarle a su amiga que la apoyaban.

Lucy habló con Camila cuando se trataba de algo relacionado con Lauren. Como cuando Lauren se veía como un completo desastre pero sentía que no tenía a dónde ir. Esa fue la noche en que Lauren llamó a Camila cuatro veces, pero la joven ya se había quedado dormida.

La chica de pelo negro había buscado a Lucy después de descubrir que ella no recibiría ningún consuelo para su mal sueño de parte de su novia y que Camila no podía pensar en un momento en el que alguna vez se había sentido peor. Lucy la había llamado incesantemente y finalmente su cerebro cansado captó las vibraciones constantes en la almohada junto a la suya, y Camila contestó el teléfono aturdida.

Camila recordó haber llorado después de que Lucy le informó que Lauren estaba dormida en su cama ahora. Lloró después de colgar el teléfono a la latina y lloró al día siguiente cuando ella estaba hablando por teléfono con Lauren murmurando disculpas que la chica de ojos verdes aceptó rápidamente.

Camila odiaba no estar allí. Ella debería haber estado allí.

Por eso decidió que lo estaría.

Ella estaba sorprendiendo a todos, en su mayoría a Lauren y Sofi. Su padre sabía que iba a volver a casa y eso es todo, él la recogía en el aeropuerto y estaba vestida con una sudadera con capucha lo suficientemente grande como para esconder todo su cuerpo. Salió de las puertas del aeropuerto de LAX sin ser vista. así que estuvo prácticamente libre hasta que aterrizó en Miami, realmente esperaba poder escapar sin ser vista.

El viaje en avión fue rápido, pero Camila pensó que era más su anticipación que cualquier otra cosa. Una persona la descubrió mientras salía del aeropuerto, pero fueron lo suficientemente discretos como para dejarla simplemente pasar sin causar problemas, después de que ella accedió a seguirlos en Instagram y Twitter.

Su papá estaba feliz de verla, informándole que a su madre le estaba yendo mucho mejor, pero Camila todavía estaba un poco renuente a detenerse en ese tema. Más que nada, ella quería saber cómo estaba Lauren y se sintió un poco decepcionada cuando su padre le informó que realmente no había visto a Lauren por mucho tiempo. Él le dijo que ella todavía estaba durmiendo en la casa, pero cuando él estaba en casa, ella no.

Don't Touch Me¡Lee esta historia GRATIS!