Capitulo 15

114 14 1

Capitulo quince: una charla con el capitán

Despues de una ardua batalla, en la que meliodas salió vencedor, de una manera demasiado aterradora ban se encontraba frente a su capitán y no a mucha distancia lyn intentaba descifrar la forma de actuar de meliodas

-hasta cuando vas a quedarte mirándome?- pregunto meliodas con la mirada baja- tienes algo que decirme?

-si... quien sabe- apareció mucho más cerca del capitán tocando su hombro- pero... estoy feliz de que estés vivo, viejo amigo – y sin más se alejó- entonces, voy a traer algo para poder brindar sobre la victoria de esta noche

-lyn- llamo el capitán- tú y yo debemos hablar

......................................................

Por otro lado merlin se encontraba con escanor observando la escena

-m...merlin, nosotros estuvimos en el lugar donde el capitán perdió la vida- murmuro estupefacto escanor- estoy seguro de que lo vi con mis propios ojos

-no importa cuántas veces meliodas muera, el será resucitado – dijo la maga con detenimiento – el poder de la maldijo que el rey demonio coloco en el

-una maldición para no morir? Eso es increíble- refuto el pecado del orgullo

-el problema es que cada vez que el revive, sus sentimientos son devorados... y cada vez más, el vuelve a ser quien era en la época en que fue llamado el demonio más poderoso

..............................................................................

De vuelta con meliodas

Despues de que se celebrara el funeral de quienes perdieron la vida en la anterior batalla, meliodas decidió al lugar en donde quedo el anterior sombrero de jabalí destruido, necesitaba un tiempo en el que pensar, tomo una botella que había sobrevivido y empezó a beber

-no crees que deberías ir a celebrar en otro lugar?- la voz de la chica lo sobresalto

-veo que me seguiste lyn

-dijiste que tenías que hablar conmigo- se encogió de hombros

- y es cierto...- suspiro- pude escuchar todo lo que me dijiste

La expresión de la joven cambio a una completamente avergonzada

-a...a que te r..Refieres?¨- tartamudeo

-es cierto que conoces a zeldris?- pregunto el rubio

-si...- soltó un largo suspiro- pero como ya ves, me odia con todo su ser

-puede ser...- bebió un poco más- no has intentado hablar con él?

-primero me clava una espada al querer escucharme- se quejó la chica

-bueno, pues por ahora deberías tomártelo con calma- la miro a los ojos- no recuerdas el porque te fuiste de su lado

La chica negó con la cabeza y con ambas manos tapo su rostro

-no lo entiendo....- sollozo- ahora estoy segura del tipo de sentimientos que albergo hacia él, pero si es así... no pude haberme ido por mi voluntad verdad?

El capitán casi escupe su bebida

-estas diciéndome que posiblemente lo dejaste por tu voluntad y gusto?- la chica asintió- eso es ridículo, te conozco desde que eras una niña, y estoy seguro de que tuviste que tener una razón

-muchas gracias... hermano- sonrió- por cierto... el poder mágico de Elizabeth está viniendo hacia aquí-le guiño un ojo-nos vemos despues

........................................................................

Lyn se encontraba en el lugar con una mirada preocupada, estaba segura de lo que iba hacer?

Cuando escanor había derrotado a estarossa y había enviado consigo a zeldris, este último resultó levemente herido, aprovechando esto, ella había tomado un poco de esa sangre

Levanto su onyx y observo que la daga resplandecía de la sangre del demonio

Tomo la aguja de color dorado y se pinchó un dedo, ya estaban ambas armas con sus respectivas sangres

-enlace!- un estallido de luz provoco que sintiese un escalofrió

Al abrir los ojos se encontró con un lugar oscuro y al frente suyo una figura masculina

-zeldris?- susurro con esmero

El muchacho se giró y la miro con el ceño fruncido, lyn sentía como su corazón era apretujado al verlo con esa expresión de odio

-que has hecho estúpida?- rugió- primero la maga y ahora tú!

La maga? Se preguntó lyn, acaso merlin también había aparecido ante él?

-solo quiero hablar contigo zeldris-dijo calmada la joven

-hablar?-rio irónico- no tengo nada de qué hablar contigo

-sabes que sufro de amnesia? No recuerdo sino unas cuantas escenas de cuando estábamos juntos- explico con detenimiento

-no eres más que una mentirosa- hablo con furia el demonio

-porque es tan difícil creerme?!- grito con desesperación

En un rápido movimiento zeldris la aguantaba con una mano en la nuca, intentando asfixiarla

-no puedo creerte...- hablo con odio- no mereces más que la muerte

Levanto la espada en dirección a ella, dejándola bajar

Lyn abrió los ojos asustada y con dificultad dijo

-a..Anulación- y sin más el espacio oscuro se disperso

En el piso se encontraban uno que otra gota de sangre, la espada había alcanzado a impactar en el hombro, seria mentirosa si diría que no dolía

despues de todo, seria mucho mas dificil de lo que penso

el octavo pecado  capitalRead this story for FREE!