"A la mierda la clase".

3K 417 50


"Hey Jauregui," Dinah se dirigió hacia el casillero de la chica de ojos verdes antes de inclinarse contra el que estaba a su lado. "Chequeo diario, se supone que debo informarle a Mila mis observaciones. Entonces, ¿cómo estás? ¿Qué comiste en el desayuno? ¿Con qué soñaste? Y mi favorito en lo personal; ¿qué tan caliente crees que se ve Dinah hoy?? "

La chica de pelo negro le lanzó a la rubia una mirada no impresionada mientras continuaba metiendo sus cosas en su casillero.

"No vayas a lanzarme miradas, estas preguntas vienen directamente de tu chica".

"Camila quiere saber qué tan guapa te ves hoy?"

"Está buscando competencia, no puedes culparla". La chica más joven se encogió de hombros antes de arquear una ceja a Lauren. "De verdad, tengo que informarle esta noche".

"Estoy bien, me salté el desayuno, no soñé nada y todavía pienso que eres repulsiva, ¿has terminado?"

"Y aquí están las respuestas que le voy a dar para que no vuele su culo hasta aquí." Hey, Mila, oh, Lauren. Está muy bien, sigue siendo una perra sarcástica pero debes amarla. Desayuno Cheerios en el desayuno, soñó contigo, piensa que soy la cosa más caliente del planeta, pero no le digas que te lo dije'. ¿Ves? Simple. "

"¿Entonces por qué me preguntas?"

"Haciendo conversación," Dinah hizo un gesto con la mano a su pregunta. "Sabes que es importante que la novia y la mejor amiga se lleven bien, somos un poco influyentes en la vida de Camila".

"Te tolero, ¿no es eso suficiente?"

"Nunca entenderé cómo conseguiste a esa chica". La rubia suspiró. "¿Qué pasa con la salinidad extra de todos modos? No estabas tan mal ayer..."

"Camila se ha ido por una semana hoy," Lauren cerró su casillero y miró al polinesio. "Y la echo de menos".

Y la tongana estaba a punto de responder con un comentario sarcástico que sin lugar a dudas se ganaría una mirada mortal de la chica pálida, cuando un chico, solo más alt que Lauren pero ciertamente más bajo que Dinah, empujó su hombro hacia la chica de ojos verdes mientras pasó caminando

"Mírala, Jauregui", se atrevió valientemente a pasar a su lado y Dinah se quedó con los ojos abiertos mientras el chico lograba salir ileso mientras Lauren sentía que su agitación aumentaba.

"¿Él acaba de-"

"Ya nadie me tiene miedo", la chica mayor se pasó una mano por el pelo. "Desde que Camila y yo nos hicimos públicas, a nadie le importa una mierda".

"Eso no importa, se trata de un jodido respeto, Jesús ", se burló Dinah, con los ojos aún entrenados en el lugar donde el chico fue visto por última vez. "Todo el mundo sabe la mierda que has pasado".

"Lo que sea." Y a pesar del arrastre que Lauren sintió en su piel, caminó junto a Dinah en dirección a su primera clase sin siquiera mirar atrás.

La polinesia, sin embargo, se sorprendió por el giro de los acontecimientos, que de repente realmente necesitaba llegar a su primera clase antes para poder conversar con las otras tres chicas que probablemente podrían ayudarla a darle sentido a las cosas.

Porque nadie se metía con Lauren. Esa había sido siempre la regla más básica desde el comienzo de la escuela. Lauren estaba fuera de los límites cuando se trataba de contacto físico y nada de eso debería haber cambiado ahora. Si la chica no se sentía cómoda con eso, no debería tener que soportarlo. ¿Cuándo los derechos básicos de este tipo se convirtieron en inapelables? 

Dinah se sentó al lado de Normani, cuya cabeza se levantó instantáneamente cuando lo hizo, pero el creciente interés de Normani en ella tendría que dejarse de lado por un momento, Dinah necesitaba expulsar la nueva información que acababa de aprender.

Don't Touch Me¡Lee esta historia GRATIS!