Capítulos 16 y 17

4.4K 375 39

AHHH SORPRESA :D

Os dejo dos capítulos seguidos que son bastante largos

Disfrutadlos :)

 

****************

Capítulo 16

Cuando llegamos, se oía la música que había dentro desde unos 100 metros por lo menos; estaba muy alta. También se veían luces de diferentes colores que salían de las ventanas.

Llamamos al timbre y Katrina nos abrió la puerta. Estaba vestida como me lo esperaba. Tenía un vestido apretadísimo y muy corto. Con los tacones tan altos que llevaba, daba la impresión que no se podía mover, al menos yo no sabía cómo lo hacía.

- ¡Pero mira quién está aquí! Creía que no querías venir...

- Cállate y déjanos pasar -le dije pasando por al lado suyo.

Detrás de mí Anthony la saludó con una sonrisa. Puse los ojos en blanco.

Entramos en el salón, que era bastante grande, y vimos a más o menos 20 personas bailando al ritmo de la canción que había. La música estaba demasiado alta, así que nos fuimos a la cocina, en la que había toda clase de alcohol en la mesa. 

Anthony se acercó y se echó una bebida que yo desconocía en un vaso. 

- ¿Vas a beber? -le pregunté sorprendida.

- ¿Por qué no? Yo ya tengo la edad necesaria. -me respondió y después tomó un sorbo - ¿Quieres?

Negué con la cabeza. Yo todavía no podía beber, al menos legalmente. Pero no era ese mi principal problema. Me tomaba bastante en serio la amenaza de mi madre, porque si llegaba borracha a casa, se iba a notar.

- ¡Hola chicos! -dijo una voz detrás nuestro.

Era Ashley. Me fijé en sus tacones, que eran aún más altos que los de Katrina. Tenían plataforma y eran de color azul oscuro, que iban a conjunto con su vestido.

- ¿Cómo vas a bailar con eso? -le pregunté señalando a sus zapatos.

- Bailar con tacones en mi especialidad -respondió mientras se servía un vaso.

- Vamos a bailar -dijo Anthony cogiéndome del brazo y tirando de él.

Nos metimos entre la masa de gente que saltaba y nos pusimos a hacerlo nosotros también. Al cabo de un rato, empecé a perder la noción del tiempo y a pasármelo bien de verdad. Anthony no sabía bailar, y yo me pasaba la mitad del tiempo riéndome de él.

Después, vino Ashley y se unió a nosotros. Me extrañé que no le molestara estar con Anthony, pero supuse que sólo quería olvidar lo ocurrido y pasárselo bien.

Estaba empezando a sentirme cada vez más asfixiada, así que Anthony y yo nos fuimos de allí durante un rato. Al principio pensé que era porque me había pasado mucho tiempo bailando, pero al tener que hacerme paso entre la gente, me di cuenta de que era porque ahora había el triple de multitud que antes.

Fuimos a la cocina, y me extrañé de lo diferente que parecía. Ahora había más gente, pero había vasos de plástico por el suelo y olía a vómito.

- Qué asco -me quejé tapándome la nariz.

Nos acercamos a la mesa y Anthony bebió directamente de una botella cualquiera. Después de beber, se limpió la boca con la mano, y me pasó la botella.

¿Por qué no sonríes?¡Lee esta historia GRATIS!