Capítulo 28

1K 81 17

Mientras Sky seguía practicando con sus poderes, los otros shadowhunters no conseguían encajar las piezas de su nueva misión. Estaban los cuatro, junto con Dorian, en la sala de control intentando averiguar algo nueva.

-¿Y como conocisteis a Sky?

Los otros cuatro se miraron todo extrañados. ¿Por qué Dorian les hacía aquella pregunta? Alec hizo ver que no lo había escuchado y se sentó en la silla que tenía al lado. Sky pasaba mucho tiempo con aquel chico y aquello no le gustaba. Dorian le daba muy mala espina.

Quien le contestó fue Clary. Ella le explicó la llegada de la chica al instituto.

-¿Y no os habéis preguntado nunca nada sobre sus padres?

Jace abrió mucho los ojos y se quedó mirando a Izzy, esperando a que ella contestara. Alec no dijo nada, pero su atención iba dirigida a la conversación de su detrás.

-No –dijo Izzy, finalmente.

-Su padre es un brujo, el famoso Gullivert Moon, y su madre es una shadowhunter común, Adeline Erikson. Ellos dos la querían mucho y estaban felices de ver como su hija era una shadowhunter sin poderes. Aquello les estaba salvando de la prohibición de estar juntos.

A Alec no le estaba gustando el rumbo que estaba tomando la situación. Dorian estaba explicando cosas privadas de Sky sin su permiso, pero no podía evitar seguir escuchando. Tenía mucha curiosidad por saber más sobre ella.

-Pero a los once años la pequeña Moon empezó a despertar su magia y sus padres no sabían qué hacer. Le hicieron guardar los poderes en secreto, pero un día salieron a la luz, cuando tenía 13 años, y ella se les rogó a sus padres que se marcharan y la dejaran sola.

Él sonrió, satisfecho de haber explicado aquella historia.

-A pesar de que ellos se marcharon porque se lo había pedido, no me quedé nunca sola. ¿Esto no lo recuerdas, Dorian? –dijo Sky, apareciendo detrás suyo y abrazando a Dorian por la espalda.

El chico de ojos azules sonrió ampliamente y le cogió las manos a Sky. Los dos se miraron unos segundos y, después, ella lo soltó para ir a hablar con Clary.

-Alexander, querría hablar contigo –pidió Elfrie, apareciendo en la sala con su característica elegancia.

Él se levantó, intentando no mirar a Sky, y fue con Elfrie hasta su despacho de director.

-Quiero que la vigiles.

Alec se miró a la bruja, esperando a que siguiera hablando. La mujer lo examinó de arriba abajo y se dio cuenta del brazalete del chico, pero no hizo ningún comentario al respecto.

-Dorian me da muy malas vibraciones, y a ti también. No quiero que Sky tome ningún mal, él ya ha hecho bastante.

-Yo no puedo hacer nada, es su decisión.

-¡Mentira! –exclamó la bruja, notando como las manos dentro de sus guantes se empezaban a transformar. Se tenía que controlar.

-Elfrie, yo no soy nadie para ir y decirle a Sky...

-Alec, ella te escuchará. Aunque no te lo creas te tiene mucho aprecio. Si no te has dado cuenta es porque eres ciego.

El chico se pasó la mano por la frente, pensativo. Por mucho que nadie lo supiera, él ya hacía tiempo que protegía a Sky de aquel chico. No le hacía ninguna gracia verlos tan juntos.

Siento el retraso, pero aquí os he dejado un nuevo capítulo. ¿Qué os ha parecido? ¿Qué os parece Dorian? ¡¡Dadme vuestras opiniones!!

El submundo contigo (Alec Lightwood)¡Lee esta historia GRATIS!