Todavía me acuerdo de aquella tarde gris de principios de Junio, cuando Rodri y yo caminábamos por el parque cerca de la estación de tren, los dos estábamos muy callados y sólo se escuchaba el silencio hasta que se puso a llover:

- Alex vamos a sentarnos allí donde aquellos edificios, por lo menos hasta que pare de llover.

Le hice un gesto de que estaba de acuerdo y le seguí, los dos nos sentamos bajo un edificio donde el tejado nos resguardaba de la lluvia.

Observé a Rodri que miraba a un punto fijo sin decir nada, estaba muy callado y se le notaba pensativo.

- ¡Eh Rodri! ¿Que pasa? ¿Estás bien?  Te noto un poco preocupado

- Si... Bueno, no ... Va da igual, déjalo es una tontería ...Estoy bien

- No enserio , puedes contármelo seguro que no es una tontería

- Valee... Como quieras –Dijo Rodri sin mucho entusiasmo

- Verás , hace tiempo que no estoy nada bien en clase , por así decirlo soy el "rarito" y todos me odian o me tienen miedo ... No hay termino medio. A nadie le caigo bien. Solo me llevo bien con Christian y Jose pero estes también me las lían.

Verás el otro día se metieron con un chico de mi clase... Traté de ayudarle y que no se metieran con el , pero no hubo manera ... Cuando conseguí que parasen y este intentó que ellos se metieran conmigo por así decirlo intentó ocupar mi puesto... Ese crío quería burlarse de mi oh es que que ganas de partirle la cara en ese momento, ¡Pero no! intentó liarmela y yo se la devolví ... Ja le dejé quedar mal delante de toda la clase y de mi tutora.

- ¡Que desagradecido! ¿Que fue lo que hiciste Rodri ?

- Si ya ves, le dejé las cosas muy claras y que nadie se metía conmigo este se inventó algo sobre mi para que me expulsasen a casa, supongo que tenía miedo o yo que se... El caso es que nadie le creyó, toda mi clase me defendió a mi.

Yo... No quería pasar otra vez por lo mismo. Sé lo mal que se pasa al tener a todo el mundo en tu contra, al no querer ir a clase y que todos los días sean lo mismo...

- ¡Un puto infierno! – Le interrumpí acabando la frase, asombrado y sin creérmelo miré a Rodri, este me estaba mirando se había quedado callado pensando que quizá no sabía lo que era pasar por eso.

Mira Rodri te entiendo demasiado bien, yo también sufrí acoso en el colegio,era muy pequeño solo tenia 12 años. Pero recuerdo que no quería ir a clase, para mi todos los días eran una rutina constante y miedo por lo que podría pasar, tenía a toda la clase en mi contra menos a los delegados, de echo era por la delegada muchas veces por las que iba contento a clase me llevaba muy bien con ella.

Había un chico que me pegaba siempre,todo empezó cuando le dejé los deberes de matemáticas y le pillaron copiando. Empezó a llamarme por el apellido en forma de burla a todo el mundo le hizo gracia y ya nadie me llamaba Alex aparte de los profesores. Para mi el instituto era un infierno.

- Si Alex... A mi llegaron amenazarme de muerte, me tuve que cambiar de instituto en tercero de la eso. Llegué el primer día con pintas de Gótico ya sabes: Cadenas,pinchos etc quería aislarme de todo y sabía que nadie iba hablar con el típico "rarito".

Pero me sorprendí al ver que si lo hacían, nadie volvió a meterse conmigo desde aquella

- Joder Rodri no sabia nada de esto ... No se que decir

- Yaa... Nadie lo sabe, no es algo que le haya contado a mucha gente

- De todas formas no me sorprende, todos los Darkers han pasado por una historia de esas incluido yo, Dani también y tú y se que más gente también. Todos somos muy diferentes y esto es justo lo que nos une que no tenemos miedo a ser nosotros mismos.

- Si, Dani y tu sois los mejores amigos que he tenido nunca. Se que casi nunca lo digo pero es la verdad y a Dark le debo mucho conoceros a vosotros a todos los "Cabras" y también a Silencio y a Seven Rock.

- Si puedo decir lo mismo jajaja.

Escucha Rodri, no te sientas mal por ayudar a ese chico aunque fuera un desagradecido, hiciste lo correcto nunca te arrepientas de ayudar a alguien.

- No lo hago, pero tampoco quiero que se burlen de mi

- Bien, eres grande colega -Le sonreí

- Jajaja que va, pero gracias por aguantar mis ralladas tío – Rodri me dio un pequeño golpe en el hombro y luego sonrió

La voz del Silencio ¡Lee esta historia GRATIS!