capitulo 1

214 18 1


Capitulo uno: el pecado de la tristeza: lyn

Elizabeth se mantenía callada observando a la mujer inerte, meliodas parecía no dejar de ver su rostro y una mueca de dolor y nostalgia además de alivio lo había traído de vuelta a la realidad

En ese preciso instante la tercera princesa noto algo que la dejo sin aire

-no está respirando!- grito y se acercó a ella por impulso

-no no lo está- aseguro merlin- el problema es que no está muerta

La mayoría se sorprendió de escuchar a la maga referirse a aquello con tanta normalidad

-cuando...desde cuándo?- hablo entrecortado el capitán

-hace unos años-concordó merlin

En el marco de la puerta se recostó Arthur con la mirada en la nada

-la encontré yo...- hablo sereno, ganándose la atención de todos- estaba en una misión con otros caballeros... pero un monstruo nos atacó... aún recuerdo eso

..........................................

-Arthur!- había gritado uno de sus guardias al ser lanzado por culpa del monstruo contra un árbol

-no se detengan!- exclamo retomando el aire- no dejen que llegue al reino!

-pero señor!- protesto uno de ellos- podríamos llamar a la señorita merlin

Un gran dolor se posó en su pecho " siempre dependo de ella, en estos momentos está ocupada con sus investigaciones, no puedo molestarla, es lo mínimo que puedo hacer por ella..." pensó el rey son impotencia

Arthur tenía una cortada en la cien que le dificultaba abrir su ojo derecho pero aun así observo a sus guardias con rabia y determinación

-quien no pueda seguir luchando por nuestro pueblo y simplemente le ponga la carga a los hombros a una maga no puede ser llamado caballero- les refuto con enojo- quienes sí son los verdaderos valientes síganme y ayúdenme a derrotarlo

Todos y cada uno de los caballeros se abalance hacia el monstruo, pero este parecía imparable

Despues de varios minutos de angustia y sangre derramada, Arthur se encontraba en el suelo totalmente cansado y unas garras filosas aproximándose a él, cerró los ojos con impotencia esperando el impacto

Despues de varios segundos no sintió nada, abrió los ojos de manera lenta y se encontró con algo inaudito

Una chica de cabellos rojos estaba frente a él de espaldas, en sus manos se hallaba la sangre del monstruo, no lo creía, ella sola había derrotado a aquel monstruo con sus manos desnudas, lentamente volvió el rostro hacia el

Se quedó paralizado, su mirada de frialdad cambio al verlo, su rostro estaba contraído por el alivio y eso consterno al rey, con una sonrisa hablo

-eres tu... hermano?- antes de que pudiera dar un paso más la chica se derrumbó en el lugar

Dejando consigo a un sorprendido Arthur

.................................................

-me confundió con su hermano- dijo de manera simple Arthur sin dirigirle la mirada a ninguno de los presentes

-ella... ella tenía un hermano?- pregunto Diane en un susurro

-ya veo...- hablo sombrío meliodas- se refería a mi

Todos se mostraron sorprendidos

-t..Tienes una hermana?- hablo con nerviosismo Elizabeth

-no tenemos la misma sangre, pero siempre nos tratamos de aquella manera, ella ante mis ojos es como mi hermana- resumió meliodas

-pero... yo nunca escuche que te llamara así, o viceversa, siempre te trataba como meliodas y ya- hablo confundida Diane

- ella siempre me llamaba así cuando estábamos solos- aclaro el capitán con los ojos aun puestos en la chica inerte

- eso tiene sentido- hablo pensativa merlin- Arthur y el capitán tienen un cierto parecido

Varios de los presentes asintieron

-bueno...- volvió a llamar la atención de todos el rey-en cuanto la encontré estaba muerta, o eso creía, la lleve con merlin, estaba seguro que tendría que haber un funeral y como muestra de agradecimiento lo haría con gusto, pero merlin descubrió algo...

Todos llevaron la mirada a la maga que sonreía con suficiencia

-no está muerta?- hablo con pesar Diane-es una broma?- la voz de Diane sonó sombría- si es así no es gracioso merlin- los ojos de Diane se llenaron de lágrimas- yo misma vi su cadáver hace doce años! Estuvimos presentes en su funeral... llore su muerte por días!- grito con rabia mientras que se acercaba a merlin- y ahora me dices que está viva?

- date cuenta tu misma- le reprocho merlin- concéntrate en su cuerpo y dime que sientes

Diane se limpió las lágrimas y dirigió su mirada hacia la chica, se concentró para despues dar un respingo y con la mirada pálida mirarla con los ojos desorbitados

-ya lo notaste Diane?- pregunto meliodas en tono de ultratumba

-usted también capitán?- pregunto la gigante que ahora estaba en una estatura mucho más pequeña

-si...- asintió meliodas con sus ojos fijos en la pelirroja- a pesar de que su corazón no late, aunque sea muy poco, hay energía mágica emanando de su cuerpo

El silencio reino en el lugar, Elizabeth que no podía dejar de hacerse pregunta al ver que en mano de la chica sobresalía un tatuaje rojo en forma de araña (en el mismo lugar donde Lucy de fairy tail tiene su marca del gremio) hablo

-quien... quien es ella?- pregunto con nerviosismo al ver el ambiente tan pesado

-es el octavo pecado capital- hablo meliodas- el pecado de la tristeza de la araña, lyn

Todos se sobresaltaron al escucharlo, había un octavo pecado?

-hace un año el poder que emanaba era casi nulo, es probable que esté a punto de despertar, y si es así, despierta es posible que recupere mucho más rápido su poder mágico- añadió merlin

-entonces solo hay que esperar?- pregunto meliodas recibiendo un asentimiento de parte de merlin- por cierto, a que se debe su estado? Como es que sigue viva a pesar de su cuerpo?

-tengo una leve hipótesis- merlin lo miro de reojo- es posible que sea una maldición

Meliodas torció el gesto con desagrado, como si estuviese recordando algo mientras que Una extraña opresión en el pecho se hizo presente en Elizabeth, la imagen de su sueño volvió, la chica de cabellos rojos con las mejillas escurriendo de lágrimas, y sus labios moviéndose en medio de una sonrisa

"eres libre" se exalto al poder entender que había dicho, a que se refería con libre? Libre de qué?

Meliodas se arrodillo a su lado y con una mirada llena de pesar tomo la mano de la chica inmóvil y con una sonrisa le susurro

-es momento de que vuelvas- susurro cerca- ya solo falta que estés con nosotros y juntos buscaremos a escánor, y por fin- meliodas se mordió el labio- volveremos a estar todos juntos, los pecados capitales estaremos ahí para ti

Meliodas se levantó con la mirada sombría y entonces ocurrió

Había un poder mágico fuera de camelot, y con una simple mirada todos se dirigieron a fuera

el octavo pecado  capitalRead this story for FREE!