Cap. 32 Ven a verla

1.6K 103 8

"Es tu hija Carlos, por lo que mas quieras ven a verla" le suplique

"No, no lose Karla" dijo dudando.

"¿Lo harías por mi?"

"¡Karla! Por que te metes a ti, tu sabes que por ti yo haría lo que fuera, y si esta bien voy a ver a la bebé, pero no te prometo nada" me miro fijamente

"No importa, solo quiero que la conoscas, yo me la podría quedar sin ningún problema" sujete sus manos "Solo necesito que la veas"

Tocaron la puerta y de pronto entro un doctor

"Buenos Dias, soy el Doctor Venencia. Solo vine a informales que la señorita Swan ya la dimos de alta, así que pueden salir cuando gusten" sonrió "Bueno me retiró" salio cerrando la puerta

Intente pararme pero Sebas me detuvo
"Amor, espera deja te ayudamos, acabas de salir, no quiero que te vuelvas a desmayar" tomo con sus manos de mi cintura

"Espera deja llamó a mis padres en privado, ¿pueden?" pedí a todos para que me dejaran hablar sola en la habitación

Salieron todos ante mis palabras
Tome mi teléfono y marque mis padres

Llamada

-Hola- se escucho la voz de mi madre

-Hola mamá-

-Hola hija, ¿todo esta bien? ¿Que te dijieron los médicos?-

-Nada, solo se me bajo la presión porque me exalte, todo bien.-

-Entonces dime ¿que sucede?-

-Quería pedirle si podías bañar a María, quiero que cuando la vea Carlos se vea hermosisima-

-Enserio ¡que emoción! Hija no pensé que fueras capaz de convencer a Carlos, no te preocupes pondré bellísima a María para cuando conozca a Carlos, cuenta con eso-

-Gracias Mamá-

Colgué

Salí de la habitación y Sebas me ayudo a caminar, llegamos a casa.

Pedí a todos que salieran a comer a algún Mc'Donalds y yo pudiera hablar con Carlos en mi recámara, ya que Sebas me pidió que reposara en mi cama por mi bienestar.

"Y bueno Karla, aqui estoy" se sentó en la cama, aún lado mío mientras yo estaba acostada

"Me alegra mucho" le tome la mejilla

Había una cuna, que era la de Evelyn. Pero en ese momento era Maria la que estaba ahí.

Se escucho un llanto

"¿Qué? Karla... Pensé que se habían llevado a Evelyn"

"No es Evelyn" Sonreí

Logre notar que el estaba muy nervioso, su respiración comenzó a acelerarse, intentaba tragar saliva siendo discreto.
Sabia que tenía que ayudarle.

"Carlos, ¿puedes traerme a la niña? No puedo pararme mis piernas están muy débiles"

Carlos trago saliva antes de poderse poner de pie. Comenzó a caminar lentamente hasta aquella cuna blanca con flores rosadas, y una malla translúcida que la cubría desde un punto alto. Con sus dedos tomo aquella malla y comenzó a deslizar la lentamente, como si de su vida se tratase.

Se quedó con la mirada fija, logre notar como de sus ojos azules comenzaban a salir pequeñas gotas de lágrimas, y su cara seguía sin ninguna expresión se inclino lentamente y colóco una de sus manos sobre la nuca de María y la otra rodeando su cintura, suavemente comenzó a subirla hasta su pecho hasta que logro acomodarla, no paraba de contemplarla.




Mi Razón De Ser¡Lee esta historia GRATIS!