~ Otra vez ~

104 3 1
                                                  

- ¿¡Que!? ¿¡Otra vez!?

-Shh... tranquila Irene, tranquila - Le intentó calmar mi madre acariciándole el brazo.

-¡Pero ¿como que tranquila? Joder mamá ¡Ya estoy harta!-Irene se levanto furiosa del sillón y subió las escaleras intentando pisar lo mas fuerte posible para que nos enteráramos de que estaba realmente enfadada.

Mi madre se levantó para dirigirse a la habitación de mi ahora furiosa hermana.

-Déjame a mi, mamá.

-Gracias Helena, menos mal que te tengo.

Le di un suave beso en la frente y subí pausadamente las escaleras. Aprovecho para describirla. Mi hermana tiene catorce años, pero cumplirá los quince pronto. Es de estatura normal y está delgada cosa que no entiendo porque come muchísimo. Muchas veces me pregunto dónde guardará lo que come, porque de verdad que no engorda un kilo. Es pelirroja, tienes los ojos café y una nariz mona y una sonrisa encantadora. Mi hermana puede parecer algo brusca si la miras de fuera pero tiene un gran corazón. Tiene mucho carácter aunque eso creo que viene de familia. Es a veces un poco bipolar (también vendrá de familia, digo yo). Bueno, llegué al segundo piso, ya os iré contando más sobre mi hermanita. Me acerqué a la puerta de la habitación de mi hermana.

-Irene, no vas a ganar nada ponién...- no me dejó terminar la frase.

-¡Déjame imbécil! -Gritó mientras me tiraba uno de los cojines que había en su cama, junto con la almohada.

-¡Ah! Me has hecho daño, tonta.

Irene rió y me senté en su cama, a su lado.

-Ya sé lo que me vas a decir.

-¿Qué te voy a decir?

-Que haga caso a mamá en todo, bla bla bla... -Rodó los ojos.

-Mira ami tampoco me hace mucha gracia pasar el verano en la casa de la abuela pero es lo que hay y no podemos hacer nada. - Le dije haciendo una mueca.

-Ya pero es que es el cuarto año consecutivo que vamos y ya cansa ¿sabes? - Puso cara de cansancio.

-Pero si te quedaras aquí no harías nada, vaga - Le codeé un brazo, otra cualidad de mi hermana es hacer el vago.

-¿Cómo que no? Voy a cumplir los quince, ya soy toda una mujer para salir de fiesta por ahí. - Dijo mientras se levantaba y se ponía recta para parecer más alta. Reí.

-Sabes que mamá aun no te dejaría.

-Pues a ti te dejaba a los catorce.

-Pero porque yo soy responsable.

-Bueno da igual, pero este año mis amigos iban a celebrar muchas fiestas y no quería faltar..

-Yo también me voy a perder muchas cosas.

-¿Como qué?

-Pues el cumpleaños de Sara por ejemplo. Y mis amigos también iban a hacer fiestas pero Irene, no podemos hacer nada. 

-Pero ¿qué amigos? Si tu no tienes amigos- Me miró con cara divertida pero yo la miré con cara asesina. Mi hermana se cree muy graciosa.

-Anda cállate y ponte a hacer la maleta, nena.

-Que no quiero ir, es un peñazo, el viaje, todo. - ¿Veis? Es una completa vaga.

-Quizá tengas razón pero tranquila, al final te acabas divirtiendo y lo que no quieres es volver. -Dije recordando momentos en casa de la abuela.

-Eso también es verdad - Dijo sonriendo. -Pero a ti siempre te dejan salir más que a mi y yo me tengo que quedar con ella siempre...

-Pero yo suelo ser la que cuida de Isa así que no puedes quejarte.

-Porque eres la mayor.

-No es excusa, además si haces este viaje sin rechistar, quien sabe, a lo mejor mamá te empieza a tratar como la persona madura que no eres. - Alargué el brazo y cogí el cojín que me había tirado minutos atrás.

-Habló aquí. - Me dio una patada en el culo y se rió. 

-------------------------------------------------------------------

Hoooolaaa, aquí está el capítulo uno. Tal vez no es como esperabais pero bueno.

Los capítulos serán mas o menos así de largos, se que no es mucho pero prefiero hacer muchos así a hacer pocos y largos.

¿Qué os ha parecido? Comentar por favor, lo que os ha gustado tanto como lo que no, podeis dar ideas, decir lo que os gustaría que pasara en el siguiente episodio etc.. 

Gracias por leerme :)

El verano de mi vida.Donde viven las historias. Descúbrelo ahora