Donnie

370 41 27
                                                  

Mini especial.
Narrador omnisciente.

A penas eran unos niños cuando Jungkook y Taehyung habían partido de casa, tras matar a sus padres ambos chicos habían decidido esconderse del mundo, los dos por separado.

Taehyung era el mayor de los dos, había sufrido el maltrato y violación por hombres y mujeres en su vida, vio la oportunidad de irse a Japón como inmigrante.
Ahí creció unos años más y a la edad de diez y seis conoció a una prostituta unos años mayor que el, la joven estaba sumida en las drogas y el alcohol, sufría de problemas mentales.

Taehyung no la quería, en lo absoluto, solo quería saciar sus ganas con una mujer fácil que no le cobrara tantos yenes, ella accedió.
Una buena noche ambos jóvenes bebieron alcohol hasta el punto de no poderse mantener de pie.

Tuvieron sexo, los gritos de la joven llenaban por completo aquella habitación de burdel con lucesillas rojas neón, no se habían dado cuenta que algo hacía falta entre ambos, protección.

Taehyung no volvió a saber de ella sino hasta un mes después cuando la prostituta le dejó saber de su retraso mientras se fumaba un buen cigarro de marihuana.

—Estoy embarazada, no voy a tener a este bastardo. —Escupió ella mientras preparaba una inyección de heroína.

—Lo vas a tener, me importa una mierda si te pones como las vacas pero eso que llevas dentro es mío.

Al final de cuentas y después de nueve meses, la mujer tuvo al hijo, no en un hospital de lujo sino que una partera conocida por los barrios más pobres de Osaka le hizo el trabajo.

Los meses, días y semanas pasaban, ninguno de los dos tenía dinero para mantener a su hijo, el dinero que ganaba ella vendiendo su cuerpo lo gastaba en drogas, mientras que el dinero de Taehyung se lo enviaba a Jungkook.

El pequeño además había nacido el síndrome de abstinencia y con problemas mentales igual que su madre, no tenían el dinero para mantenerlo ¡Carajo, a quién se le ocurre!

La madre era una ignorante, creía que dándole sake en lugar de leche iba a solucionar su enfermedad, el castaño la golpeó tan fuerte que le rompió una costilla, esa había sido la primera vez.

No le daba comida, le daba cocaína al pequeño para que se mantuviera sin hambre. ¡Estaba enferma!

Ahí fue cuando Taehyung estrelló la botella de whisky barato del suelo sobre el ojeroso rostro de la madre, le dejó cortes profundos y pedazos de vidrio encajados en la piel.

La mujer gritaba de dolor, se retorcía de hecho.

—¡No puedo ver nada! ¿Qué me has hecho, hijo de puta?

Él no respondió, tomó de la cocina un martillo y la golpeó en el cráneo con éste una y otra vez hasta que sus sesos quedaron esparcidos por todo el suelo.
Tomó al niño en brazos y huyó con el.

Le daba pena admitir que era su hijo, que esa cosa deforme y además enferma hubiera nacido así por sus genes, así que, decidió que todos pensaran que fuera su hermano... ¡Qué inteligente!

Pasaron los años y pronto, Taehyung se enteró que además de todo, su hijo padecía envejecimiento prematuro. Ahí vio la oportunidad de hacer de su hijo o del "fenómeno" como el lo llamaba, su discípulo para sus crímenes. ¡Qué conveniente!

Donnie creció y Taehyung lo ocultó por siempre de la sociedad, era una bestia de noche, solo salía a esas horas para ayudar a su padre a la hora de matar...

—No quiero que nunca me llames, "papá", sinceramente me da asco que la gente sepa eso.

Donnie asintió y el prosiguió.

—Quiero que me digas "dueño", no más.

Pero había alguien a quien no podía ocultárselo, a Jungkook.
Taehyung volvió a Corea después de tantos años y volvió a ver a su hermano por primera vez pero detrás de el la sobra de Donnie le opacaba.

—¿Quién es el? —Preguntó el menor.

—Este fenómeno de circo, es mi hijo. Lo utilizo para ayudarme a matar, hermanito.

En ese entonces ambos estaban tan enfermos que rieron y chocaron puños aunque en el fondo, Jungkook le parecía asqueroso e indignante. ¡Doble moral!

Los dos; Jungkook y Taehyung tenían el plan perfecto para vengarce de aquella hermosa mujer que había hecho trizas a Taehyung, obviamente no podían tener a un retardado arrastrándolos a la miseria, el castaño mandó a su hijo de vuelta a Japón pero esta vez a una pequeña casa para que se mantuviera solo.

Una casa en lo profundo del bosque, en Nara, en donde las bestias más horribles se esconden para no hacerle daño a la sociedad...




Bien chicas, espero que con
este especial quede un poco
claro la historia de Donnie
y de cómo fue que se unió a
esta historia.

Si tienen preguntas no duden
en dejarlas aquí abajo. 💜

ᴇɴ ʟᴏ ᴘʀᴏғᴜɴᴅᴏ ᴅᴇʟ ʙᴏꜱϙᴜᴇWhere stories live. Discover now