~Capítulo nueve~

39 4 1

—Esa nota debe ser un poco más alta—corrigió Isabelle, mi couch de canto. Asentí y me acerqué de nuevo al micrófono.

Cause I can't forget youuuuuuuu.

—Perfecto—sonreí—toma diez minutos.

—Vale—me quité los cascos y los colgué en una de las paredes.

Salí de la cabina de grabación y cogí una botella con agua. Mi garganta necesitaba ser hidratada.

Mi teléfono móvil comenzó a sonar. Lo saqué de mi morral, lo desbloqueé.

"Hola Scar :) soy Harry. ¿Quieres salir a tomar unas malteadas?".

Leí el mensaje de Harry. Tecleé un mensaje corto.

"¿Potter D:?".

A los pocos segundos recibí una respuesta.

"Ja Ja Ja, graciosa. Harry Styles...¿aceptas?".

Reí.

"Ahora tengo vocalización, supongo que en un rato estaré libre...me encantaría tomar una malteada:)".

Envié el mensaje. Isabelle entró en la pequeña sala de ensayo con....

¿Ed Sheeran?, abrí mis ojos con sorpresa. Creo que literalmente jadeé. Ed Sheeran era uno de los mejores canta-autores jóvenes que existía en todo Inglaterra. No era de sorprender, su voz era increíble y las letras de sus canciones eran alucinantes.

—Hola—saludó amablemente.

—Hola—murmuré aún con sorpresa, creo que notó mi nerviosismo ya que rió. Me golpeé mentalmente. Parece que inconcientemente amaba hacer el tonto.

—Scarlett, él es Ed Sheeran, supongo que ya lo conoces. Ed se ofreció para ayudarnos en algunas canciones, claro si estás de acuerdo...

—¡Sí por supuesto!—chillé—Emm lo siento, quiero decir...claro sería un gran placer.

Apuesto que Ed pensaba que parecía una fan alocada. Pero, joder era uno de los mejores músico a lo que a mi concierne.

Era un modelo a seguir para mí, considerando lo jóven que era.

—Vale, comencemos—habló Isabelle. Ed atravesó la pared de cristal, se sentó en un taburete y cogió su guitarra.

—Scarlett, ve, toma tú lugar—rió Isabelle. Dios, que vergüenza. Asentí y me senté a un lado de el pelirrojo. Acerqué el micrófono.

—Bueno...¿qué canción quieres que toquemos?—preguntó tranquilamente. Scarlett hay que tranquilizarte, vamos no lo estropees. Me enfoqué.

—No lo sé...¿que te parece Dream?. Me encanta esa canción...

—Vale, entonces esa será...¿en acústico está bien?—asentí. Él comenzó a rasgar las cuerdas de la guitarra lentamente. Asentí y comenzamos a cantar y tocar la melodía.

***

—Eso ha sido increíble. Muchas gracias por ofrecerte a ayudarme.

—No es nada, creo que tienes mucho talento, no lo desaproveches.

—Claro que no. ¿Sabes?...eres como un modelo a seguir para mí—confesé, el oji-azul me miró—Eres un excelente canta-autor y eres jóven....

—Wow, muchas gracias Scarlett.

—De nada es verdad. Espero volver a trabajar contigo...

—Dalo por hecho...espera dame tú número telefónico—sonreí.

¿Atracción? |N.H| ©¡Lee esta historia GRATIS!