prologo

909 41 23

Era un día normal del solsticio de invierno en el olimpo 

los semidioses del campamento mestizo ya se habían ido y los dioses volvieron a sus discusiones de siempre Hades que estuvo durante el solsticio Poseidon y Zeus discutían por sandeces como quien era e mejor de los tres poderes que poseían o quien era el hijo preferido de madre.

Artemisa discutía con Afrodita sobre no se que cosas.

Ares decía un montón de tonterías sobre la guerra.

Demeter hablaba sobre los cereales y sus beneficios.

  Apolo Hermes y Hefestos solo reían y hacían apuestas

Dionisio se mantenía entretenido con su catalogo de vinos

Atenea y Hera se mantenían en sus tronos tranquilas una pensando en no se que cosas sobre un tío que violo su santuario y otra sobre esposos infieles y no se mas cosas

una de las olímpicas suspiraba con añoranza y tristeza al ver el estado que tenia su propia familia, la cual era para una mejor palabra Rota.

Cada una de las discusiones dadas en el olimpo fueron detenidas por un resplandor en el centro del gran salon donde se encontraba la diosa del hogar intentando avivar el fuego.

Al disiparse el resplandor una voz furiosa y gangosa hablo 

"Olímpicos sus actos egoístas e hipócritas llevaran  al mundo a un estado critico haciendo que un dios menor tenga que abogar por la ayuda de uno de los grandes héroes que tanto zeus ha tenido el descaro de encubrir para que sus crías arrogantes sean los principales haciendo que ningún semidios sepa la verdad de ellos como ustedes realmente lo saben"

Atropos hablo después de su hermana Cloto quien seguía refunfuñando sobre dioses idiotas 

"semidioses del pasado como del futuro les harán compañía durante la lectura,no queremos que el idiota que juega al tiro al blanco con ellos y por idiotas nos referimos a ti ZEUS, mas te vale tratar bien a este semidiós tan especial o nosotras mismas meteremos nuestras manos por el y haremos que te vayas al olvido SE ENTENDIÓ?" termino furiosa.

todos los olímpicos estaban callados,hestia y hera estaban encantadas con la cara de pavor que tenia Zeus.

las destinos al no ver ninguna reaccion del rey del olimpo prosiguieron

laquesis se aclaro la voz y continuo.

"Viendo que nuestro querido Zeus entendió, quiero que estén presentes las cazadoras pero una advertencia hacia Atenea debería dejar de lado esa absurda idea de odiar a los romanos y si no enmiendas tus errores te juro que yo misma te mando al olvido, ya que no eres tan querida en este consejo como tu piensas que eres querida"dijo ella carente de expresión alguna y un tono de burla en la voz haciendo que la diosa se tuviera que tragar su ira.

en eso hablaron las tres a la vez.

"Ustedes juren ante caos que jamas tocaran a uno de los tantos semidioses que vendrán aunque este sea un traidor o héroe,solo aquellos que tengan riñas entre ellos pueden hacerlo mediante una pelea justa como los héroes que se proclaman"dijeron firmes antes de chasquear los dedos y hacer que una niebla gris cubriera todo el salón del trono  para que al disiparse no hubiera rastro de ellas.

los olimpicos apreciaron muy en el fondo, la aparicion de las moiras ese dia haciendo que almenos pudieran ver a sus hijos un poco mas y no tener que verlos en la distancia viendo los horrores que vivian dia a dia.

Los recien llegados miraban todo con curiosidad y temor al ver a tan poderosas deidades ante si, pero todo silencio se aguardo hasta que una hija de afrodita hablara.

leyendo el guerreroWhere stories live. Discover now