Capítulo 23 (2a Parte)

849 141 10

Al abrirse las puertas del elevador, pude ver que Vixen, Reptile y Dylan ya nos estaban esperando. Me he bloqueado totalmente para evitar que Zack pudiese entrar en mi mente para poder dominarme, incluso de Edmund que, a pesar de ser más fuerte que los demás y jamás podría ser capaz de entrar en mi mente voluntariamente para debilitarse, aún así podría llegar a ser utilizado por ese bastardo. No sé cómo ni porqué, pero de momento he sentido una potente fuerza de valor y lógico razonamiento que se ha apoderado de mí y me siento totalmente decidida a enfrentarlo.

Arrebaté a Edmund sus poderes durante un instante, y los utilicé para entrar en la mente de Reptile y los demás. Allí pude ver muchas cosas desagradables, el imbécil se ha destacado haciendo daño sin piedad en mi ausencia, y juro que lo haré pagar por eso y otras cosas más. Pero lo que realmente me interesaba era averiguar una pequeña parte de su plan, solamente que ellos no pueden revelarse demasiado porque en realidad no conocen cual es el verdadero propósito de todo esto, porque me he dado cuenta de que, a pesar de todo lo que me ha hecho y cuanto lo odio, realmente deseo averiguar qué diablos está sucediendo y cómo evitar que ese maldito imbécil pueda volver a encontrarnos. Tendré que sacrificar muchas cosas, y la mayor de todas es el amor de Edmund.

Lo siento, Edmund. Espero que puedas perdonarme por lo que voy a hacer y entiendas que estoy haciendo esto por una buena razón.

- ¡Cora! Es bueno verte. Vemos que no has perdido el tiempo aquí... -comentó Reptile al verme junto a Edmund de una forma tan apegada.- Pensamos que estos malditos te tendrían encerrada aún.

Vixen se encontraba en una posición de acecho con sus ojos fijamente puestos sobre Edmund. Él se encontraba de una forma felina colosal, capaz de matarlo de un solo mordisco.

- Quieto, Vixen. -ordené con voz firme y clavé mis ojos en él. Me conoce, y sabe que soy lo suficientemente fuerte como para poder impedir que se atreva a ponerle un solo diente encima de Edmund. Es consciente de que todo aquel que desee enfrentarse a mí, acabará en muy malas condiciones.

- Zack tiene a todos reunidos en el 5to piso, Cora. Te está esperando junto con los demás.

- Entonces, vamos allí. -logré decir con voz firme, a pesar de que por dentro sentía las terribles ganas de vomitar. Lo último que quiero hacer es ver la cara de ese bastardo frente a mí una vez más, pero no tengo más opción.

- Coraline...

- Dylan, encárgate del niño lindo. -Reptile le ordenó que se encargara de Edd junto con todos sus clones.

Entregué a Vixen mi bolso y procuré tomar la delantera, muy lejos de Edmund para no tener que ver su expresión de horror y sorpresa. Sé que debe de estar muy confundido por lo que estoy haciendo ahora mismo, pero lo que voy a hacer después es aún peor...

Al caminar procuraba mantener mí postura lo más firme posible ante ellos. Procuraba parecer totalmente inmutable, mientras por dentro intentaba organizar muy bien mi plan. Estoy improvisando, pero necesito por lo menos tener una idea de lo que estoy haciendo porque siento que en cualquier momento voy a colapsar y caer al suelo totalmente sofocado hasta quedar totalmente inconsciente.

Recuerdo todo lo que me ha hecho y cómo se ha estado burlando de mí durante tanto tiempo que no puedo evitar sentir la desesperada urgencia de asesinarlo con mis propias manos. Obviamente lo haré; pero no aquí ni ahora mismo, porque todo debe suceder al tiempo debido...

Al llegar al quinto piso pude ver que pocos chicos se encontraban perfectamente alineados ante él como si fueran un pequeño ejército. Todos ellos se encontraban inmóviles con sus miradas completamente perdidas y en blanco. ¿Qué diablos les sucede?

Offenbarung 3Donde viven las historias. Descúbrelo ahora