#2.2: shh.

1.7K 173 173

Respirar, bufar, cruzar brazos, respirar, bufar, cruzar brazos, rodar ojos. Ese es el ciclo que ambos hermanos realizan con su padre enfrente, quien camina de A a B y que no ha dicho palabra alguna. Aunque si hay algo diferente: el chico sostiene en brazos a Susuki-san y la chica ahora tiene un cigarrillo en en los dedos. Fernando detiene su andar al ver que la chica ha sacado un encendedor, rápidamente quita el cigarro y lo mira detenidamente.

—¿Un cigarro, Fernanda? ¿Es enserio? —pregunta Fernando mientras señala el objeto.

—Tengo otro, si quieres quédate ese —dice mientras saca otro cigarrillo de su bolsa derecha.

—Fernanda —advierte—. ¿Por qué tienes un cigarro? ¿Acaso fumas? Dios, no quiero imaginarme qué es lo que haces cuando te vas.

Jos observa la escena mientras está hecho un ovillo aún abrazando a Susuki-san. Fernanda rueda los ojos.

—Estudio y ya. ¿O a caso crees que me largo a la primera discoteca que veo y me hundo en alcohol todos los días? Enserio, Fernando, no sé quien sea tu nueva pareja pero no quiero imaginar lo que tiene que soportar.

—¿Podrías por favor llamarme papá? Somos padre e hija, nos une un lazo de sangre ¿por qué te empeñas en llamarme Fernando?

—Ese es tu nombre y si aún así te llamaras papá, no te llamaría de esa manera, Fernando.

—Ehm, papá-

—¿Tanto me odias? ¡¿Qué hice para que no me llames papá?!

—Pa-

—¡¿No recuerdas?! ¡Uau! ¡el gran señor, dueño de una de las grandes empresas de todo el mundo no sabe la razón del por qué no le llamo papá! ¡bravo, bravo! —dice aplaudiendo mientras toma paso hacia la cocina.

Fernando la sigue.

—¡Fernanda! ¡Escúchame! ¡No se corre en la casa, niña! —dice para después perderse al final del pasillo.

Jos bufa mientras niega con la cabeza.

—Genial, tengo hambre y mi papá no me dio ni una mugre libra —mira al oso—. ¿Crees que sea bueno ir a robar algo de dinero al bolso de Fernanda? Digo, sólo agarraré algo y-

Suena el timbre. Jos bufa levantándose con todo y Susuki-san.

—Mierda, ¿por qué ahora que no hay nadie para poder atender a quien sea que sea? sólo quiero ir a comer. It's all I'm asking, Is it too much to ask? —tararea la canción del señor Niall Horan mientras se dirige a la puerta.

Abre la puerta.

—Señor, no estamos para atender a nadie así que por favor le invito a regresar el din de semana, gracias —dice sin ver quien es el que ha tocado la puerta.

—D-de acuerdo —murmura Alonso.

Jos abre exageradamente los ojos al ver que es Alonso quien se encuentra ya casi dando la vuelta para regresar, así que coge rápidamente de la muñeca a Alonso haciéndole parar al instante. Alonso sorprendido por el repentino acto -además del tacto de Canela-, baja la mirada por el rubor que aparece en sus mejillas.

—J-jos, m-me las-lastimas.

—Lo siento, lo siento, lo siento —dice soltando la muñeca del castaño—. Entra —dice cediendo paso.

El chico entra aún con la mirada gacha y jugando con sus mangas. Alonso queda frente a Jos aún en la misma condición en la que entró. Y Jos... bueno, Jos tiene a Susuki-san abranzándolo por el cuello.

Nerd│ jalonso ⚝Donde viven las historias. Descúbrelo ahora