Capítulo 8

213 28 21
                                                  

“¿Has visto a ese sujeto de Gotham?” Preguntó Lena con curiosidad. “Ya sabes…Batman”

Todos estaban sentados en la sala, y le hacían preguntas a Maggie sobre como era Gotham, querían saber lo que había hecho su amiga a lo largo de 9 años.

“Oh si” Respondió Maggie después de darle un sorbo a su jugo de manzana. “Lo he visto un par de veces” se encogió de hombros

“Genial” respondieron Winn y Lena al mismo tiempo.

“Seguramente él no es tan genial como Supergirl” dijo Kara con una sonrisa fanfarrona.

“¿Alguien esta celosa?” Preguntó Lena acercando su rostro hacía Kara.

“Puede ser” Kara alzó una ceja mientras se acercaba a Lena, ambas sonrieron bobamente y después se dieron un beso corto.

“Hay niños presentes, eso es desagradable” bromeó Alex mientras subía a Jamie a su regazo.

Todos se rieron excepto Kara y Lena, ya todos estaban acostumbrados a sus muestras de cariño publicas, excepto Maggie, pero ella ya sabía que esas dos iban a terminar juntas, su radar gay nunca fallaba.

Kara le iba a contestar a su hermana cuando de repente tocaron la puerta, simplemente le sacó la lengua, usualmente le hubiera lanzado un cojín al rostro, pero Jamie estaba ahí y no quería que aprendiera sus ‘actos violentos’ o al menos así les decía Alex.

La sonrisa de Maggie se desvaneció cuando escuchó que alguien llamaba a la puerta, probablemente era la esposa de Alex, esa tal Hellen, realmente no le interesaba su nombre, soltó un leve bufido, realmente se la estaba pasando bien con sus amigos, pero si Alex y Ellen empezaban con sus muestras de afecto publico simplemente no podría resistirlo, ni siquiera podía pensar en eso, así que simplemente le hizo una seña a Winn, él cual de inmediato entendió, aunque le dirigió a Maggie una mirada de confusión, segundos antes la detective se veía feliz, no entendía el por que de su repentino cambio de humor.

Lena se levantó del sofá para ir a abrir la puerta, la mandíbula de Maggie se tensó, no quería que aquella rubia entrara.

“Creí que no ibas a venir” saludó Lena animadamente, a la que Maggie creía que era Ellen.

“No me lo perdería, ¿Ya llegó Maggie?” En cuánto escuchó su nombre la detective alzó la vista.

Maggie esbozó una gran sonrisa al ver a Sam.

“Ahí estás, no puedo creer que hayas desaparecido por tantos años, eres prácticamente un fantasma” Sam prácticamente corrió para abrazar a su amiga, la cuál de inmediato acepto el abrazo. “Te extrañé”

“Yo también, Sam” Sonrió la detective. “Me alegra mucho verte de nuevo”

“Vamos, o nos dejaran sin pizza” Se rió Sam cuando rompió el abrazo con Maggie, ambas seguían paradas en la puerta.

La detective le dirigió una sonrisa y caminaron hasta dónde estaban los demás, Lena había vuelto al sofá para darle un poco de privacidad a sus amigas.

“Llegaste” sonrió Alex desde el sofá aún con Jamie en su regazo.

“Solo vine por que muero de hambre” bromeó Sam.

“Tía” Jamie bajó rápidamente del regazo de Alex y corrió hasta Sam, la cuál la alzó en sus brazos.

“Hola tú” La saludó Sam con una sonrisa.

Maggie sólo había visto un par de veces a Jamie, pero le impresionaba el parecido con Alex, sus ojos eran iguales a los de ella, el día que la encontró llorando en el parque pudo notarlo, su nariz y sus labios eran iguales, se quedó un par de segundos observando a Jamie, estudiando sus facciones, su sonrisa era igual a la de Alex, rápidamente negó con la cabeza y volvió a la realidad, se sentó junto a Alex, esta simplemente le sonrió de lado sin despegar su vista de la detective, lo cuál hizo sentir a Maggie un poco nerviosa y apartó rápidamente la mirada.

Bad at love -Sanvers-Where stories live. Discover now